Cámara de Representantes vota en contra gastos salud y educación

Por jueves 17 de noviembre, 2005

Washington, 17 nov (EFE).- La Cámara de Representantes de EEUU rechazó hoy un plan de gastos de 142.500 millones de dólares para programas sociales, de salud y educación, ante la falta de consenso con los demócratas sobre el alcance de varios recortes fiscales.

La votación de 224-209 en contra del programa de gastos se produjo durante una jornada en la que los legisladores tienen previsto votar sobre una serie de medidas presupuestarias.

También reflejó las divisiones entre demócratas y republicanos respecto a los recortes que incluía el plan para programas que benefician a los pobres.

Además significó un revés para los republicanos, que trabajan contrarreloj para sacar adelante varios proyectos antes del receso de la semana próxima con motivo de las celebraciones del "Día de Acción de Gracias".

La discordia sobre este plan de gastos no augura nada bueno para otra votación, en la que se recortarían 50.000 millones de dólares de varios programas sociales para los pobres, mientras los republicanos proponen recortes de impuestos que beneficien a los ricos.

La oposición demócrata se quejó de que el plan de gastos -que redujo los fondos en 1.500 millones de dólares el año pasado- incluye el primer recorte para la educación en una década, además de que disminuye el presupuesto para varios programas de salud.

"Ese plan no es compasivo", dijo en tono irónico el "número dos" de la representación demócrata en la Cámara Baja, Steny Hoyer, al aludir a la filosofía de "conservadurismo compasivo" de los republicanos.

En otra votación, la Cámara Baja también se negó a financiar el plan de 7.100 millones de dólares que presentó el presidente George W. Bush a principios de mes para combatir una posible pandemia de la gripe aviar en el mundo.

Bush solicitó los recursos para aumentar las existencias de vacunas y fármacos en contra de la gripe aviar.

Durante esa votación, los republicanos argumentaron que para aprobar ese dinero tendrían que recortar fondos de otros programas del Gobierno, pero dejaron abierta la posibilidad de presentar un proyecto de ley por separado para financiar el plan de Bush.

Por otra parte, la Cámara Baja aprobó, por 413 votos a favor y 16 en contra, una medida para aportar más liquidez al Gobierno federal hasta el 17 de diciembre próximo.

Los legisladores recurren a esa medida de emergencia para dotar de fondos al Gobierno de manera provisional cuando no logran votar a tiempo los presupuestos de las diversas agencias federales para el año fiscal vigente.

En este caso, muchas de las agencias se han mantenido a flote desde que comenzó el año fiscal 2006 el pasado 1 de octubre mediante fondos de emergencia.

Una vez aprobada por el Senado, lo que se prevé en las próximas horas, la medida de emergencia será enviada a Bush -quien se encuentra en Asia- para su firma. EFE