Cámara Representantes aprueba 51.800 millones de ayuda a víctimas

Por jueves 8 de septiembre, 2005

Washington, (EFE).- La Cámara de Representantes de EEUU aprobó una segunda partida de fondos de emergencia para las tareas de rescate y reconstrucción en la zona devastada por el huracán Katrina por valor de 51.800 millones de dólares. Con 410 votos a favor y 11 en contra, la Cámara baja aprobó el paquete de ayuda, que pasa ahora al Senado, donde se prevé que sea aprobado.

El Congreso ya aprobó la semana pasada una primera partida de 10.500 millones de fondos destinados principalmente a contribuir en las operaciones de rescate y reconstrucción.

La mayoría de esos fondos estuvo destinada a la Admnistración Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), encargada de responder a desastres naturales en Estados Unidos.

La agencia, sin embargo, está inmersa en una tormenta política debido a su lentitud en la etapa inicial de las tareas de rescate.

Ante la magnitud del desastre, los legisladores prevén que en las próximas semanas habrá más solicitudes de dinero de la Casa Blanca.

De hecho, los fondos aprobados hoy durarán hasta mediados de octubre, según fuentes legislativas.

Aun cuando no se han cuantificado los daños económicos ni el total de muertos, algunos legisladores han calculado que los gastos destinados a las tareas de limpieza y reconstrucción podrían superar los 100.000 millones de dólares.

"El Congreso está unido y comprometido a aprobar el dinero que sea necesario para ayudar a los damnificados. Nos quedan dos meses en la temporada de huracanes y tendremos cálculos más precisos", dijo a EFE la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen.

En una votación separada, la Cámara de Representantes también aprobó una medida que elimina las trabas burocráticas y permite que los gobiernos estatales accedan a un fondo federal de 4.200 millones de dólares bajo un programa de ayuda a las familias pobres.

Asimismo, los legisladores aprobaron una legislación en la que agradecieron la solidaridad de la comunidad internacional con las víctimas del desastre natural.

En total, unos 90 países han ofrecido ayuda de todo tipo, desde donaciones monetarias hasta equipos y expertos en el manejo de catástrofes.

Esta mañana, en lo que se ha calificado como una operación inédita en las relaciones bilaterales, un convoy de 47 camiones del Ejército mexicano cruzó a Texas repleto de ayuda humanitaria y unos 200 expertos, entre ingenieros, técnicos de comunicación, médicos y enfermeras.

"Queremos que los países que no lo hayan hecho, se pongan las pilas y nos ayuden, así como EEUU ha ayudado a las víctimas de desastres naturales en otros países", dijo Ros-Lehtinen.

Las votaciones en el Congreso se realizan en momentos en que aumentan las presiones para que dimita el director de FEMA, Michael Brown, pese a que la Casa Blanca ha defendido su gestión.

La oposición demócrata insiste en la creación de una comisión independiente para investigar los fallos del Gobierno.

La jerarquía republicana anunció la noche del miércoles la creación de un comité bicameral para investigar la respuesta inicial de las autoridades federales.

Ese comité tendrá hasta febrero de 2006 para presentar un programa detallado ante el Congreso.

Mientras tanto, el presidente George W. Bush pidió de nuevo paciencia a los afectados por el huracán, y declaró un día nacional de oración para el viernes de la próxima semana. EFE