Cambio climático causaría “seria escasez” agua potable en AL y Caribe; huracanes serán “más feroces”

Por admin jueves 31 de enero, 2008

Santo Domingo, -El secretario ejecutivo de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático, Yvo de Boer, advirtió hoy que 100 millones de personas podrían afrontar una "seria escasez" de agua potable en Latinoamérica y el Caribe en los próximos años.

El experto explicó que el calentamiento del planeta hará que los huracanes que afectan la región sean "más feroces" en el futuro, además de que aumentarán los riesgos de inundaciones y sequías.

En el marco del XVI Foro de Ministros de Medio Ambiente de la América Latina y el Caribe que se realiza en República Dominicana, De Boer opinó que el cambio climático causará "daños" a la industria pesquera de la región, sino se toman las medidas necesarias en lo inmediato.

"Los huracanes se harán más feroces, causando muertes, provocando daños en la infraestructura, cultivos y la ganadería de la región, a lo que se agrega un cambio en la caída de lluvias y un alto riesgo de inundaciones y sequías", consideró De Boer, en una conferencia.

El funcionario de la ONU dijo que los estados insulares caribeños podrían afrontar la subida del nivel del mar, que convertiría tierra fértil en árida.

De Boer sugirió a los países de la región asumir acciones en conjunto, para elevar el nivel de vida de sus habitantes y asumir como un "desafío" el cambio climático y asumir con ello un mayor empuje en cuanto al desarrollo económico.

"El cambio climático puede ocasionar serios daños a las economías, a las sociedades y los ecosistemas de todo el mundo", expresó el experto.

Para De Boer la estrategia frente al cambio climático debe ir acompañada de un cambio "radical" en el comportamiento económico mundial, dirigido a "acelerar" los objetivos de desarrollo.

"En naciones como República Dominicana es importante evitar el establecimiento de asentamientos humanos en zonas vulnerables, para así evitar tragedias como las causadas por las depresiones tropicales ‘Noel’ y ‘Olga’", afirmó el diplomático holandés. EFE