Cancilleres consensuaron propuesta cubana lucha antiterrorista

Por jueves 13 de octubre, 2005

Salamanca (España),(EFE).- Los cancilleres iberoamericanos acordaron hoy incluir en la Declaración de la Cumbre de Salamanca una propuesta de lucha contra el terrorismo formulada por el Gobierno de Cuba.

La propuesta pide que se apoyen "las gestiones para lograr la extradición y llevar ante la justicia al responsable del atentado terrorista a un avión de Cubana de Aviación en octubre de 1976, que causó la muerte a 73 civiles inocentes" y que Cuba atribuye al anticastrista nacionalizado venezolano Luis Posada Carriles.

Sin embargo, en el texto no se cita directamente el nombre de Posada Carriles, que fue juzgado en su día en Venezuela por su presunta relación con este atentado y que se fugó de la cárcel antes de que concluyera el proceso judicial.

Actualmente, está bajo la custodia temporal del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, tras la decisión judicial de que no será deportado a Cuba o Venezuela, en base a la Convención Internacional de Protección Contra la Tortura.

La Declaración, que deberá ser aprobada por los jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la XV Cumbre Iberoamericana, apuesta por impulsar la colaboración judicial y subraya la importancia de "negar refugio" y responder "de manera positiva" a peticiones de extradición.

El texto acordado por los cancilleres reafirma el valor de la extradición como "herramienta esencial contra el terrorismo", y exhorta a aquellos Estados que han recibido peticiones a "que procedan a considerarlas debidamente".

Además, subraya el compromiso de combatir el terrorismo "en todas sus formas y manifestaciones", para lo que se "reforzarán" las legislaciones nacionales y se promoverá una cooperación internacional "activa y eficaz para prevenir, reprimir y eliminar" estas acciones.

Además, los firmantes se comprometen a "prevenir y eliminar el financiamiento y la preparación" de actos terroristas y a "negarle refugio a los instigadores, financiadores, autores, promotores o participantes" en actividades terroristas.

Tras expresar la "solidaridad" con las víctimas del terrorismo, la propuesta insta a todos los Estados a que "la condición de refugiado o asilado no sea utilizada de modo ilegítimo".

También pide que no se reconozca la "reivindicación de motivaciones políticas como causa de denegación de las solicitudes de extradición" de los presuntos terroristas.

El texto hace un llamamiento a todos los Estados que aún no lo hayan llevado a cabo a que "consideren la posibilidad de formar parte urgentemente" de todas las convenciones y protocolos relativos al terrorismo, así como de los acuerdos internacionales al respecto.

Finalmente, la Declaración pide que, en el marco de Naciones Unidas, los estados cooperen para "resolver todas las cuestiones pendientes" a fin de hacer posible la adopción de un Convenio sobre terrorismo internacional "del más amplio alcance". EFE