Candidatos Bakers y Paul se enfrentan en debate en Hatí

Por lunes 19 de diciembre, 2005

Puerto Príncipe, 19 dic (EFE).- La descentralización del Estado y el desarrollo del turismo fueron los puntos comunes que los candidatos a la Presidencia de Haití, Henry Charles Baker y Evans Paul, expusieron hoy durante un debate.

Henry Charles Baker, empresario textil haitiano y único candidato independiente a la Presidencia del país, basó su mensaje político en "la disciplina, el trabajo y el respeto" entre todos los haitianos.

"Uno de los grandes problemas de Haití actualmente es que su población está hambrienta. Tenemos 340.000 hectáreas en la región de la Artibonite que debemos desarrollar ya que ahora mismo no tenemos suficiente producción nacional", destacó Baker.

El candidato explicó durante el debate, celebrado en el Centro de Convenciones Caribe de Puerto Príncipe, que es trascendental para Haití desarrollar una industria turística.

Durante su intervención, el aspirante independiente reflexionó también sobre el sistema educativo, que considera "roto. Los estudiantes casi no tienen escuelas donde acudir y las que existen son deficitarias".

"Para que el sistema educativo pueda funcionar es necesario una descentralización absoluta. Puerto Príncipe no puede ofrecer escuelas o trabajo a todos sus ciudadanos y para ello es necesario el desarrollo de la economía en otras zonas del país", comentó Baker.

Para combatir el alto índice de desempleo, Baker propuso construir una infraestructura industrial, incrementar la producción de la tierra, y otorgar microcréditos.

Por su parte, el ex alcalde de Puerto Príncipe y candidato a la Presidencia por la coalición Alianza Democrática, Evans Paul, aseguró durante su intervención que quiere "la estabilidad política en Haití como condición fundamental para el desarrollo y la apertura de un diálogo pacífico entre las distintas fuerzas políticas".

Paul señaló que para garantizar la seguridad de los haitianos es necesario que todos respeten la ley y paguen sus impuestos sin excepción, con el objetivo común de reforzar el tesoro público y gubernamental.

Ambos candidatos se refirieron a la llamada "diáspora haitiana", en referencia a las personas que han emigrado en busca de mejores oportunidades.

Baker señaló que "Haití no tiene nada que ofrecerles más que miseria y por eso no vuelven", mientras que Paul aseguró que se deben "crear las condiciones para que regresen e instalen sus negocios en el país".

El candidato de la Alianza Democrática subrayó la importancia que tiene la apertura a los mercados internacionales y del Caribe para Haití, previo paso de un incremento y desarrollo de la producción nacional y de una sustancial mejora de las infraestructuras "agrarias, de pesca, de comunicaciones y turísticas".

"Hay que reconstruir nuestras carreteras, reparar los aeropuertos y asegurar las comunicaciones telefónicas para así poder garantizar los servicios a la población y a los inversores extranjeros", explicó Paul.

Agregó que era importante "garantizar la seguridad en la frontera con la República Dominicana".

Finalmene, el ex alcalde de Puerto Príncipe fijó los cuatro ejes de su campaña en la "descentralización, seguridad, educación e infraestructuras".

La primera vuelta de las elecciones presidenciales en Haití será el próximo 8 de enero, con una segunda vuelta, si fuera necesaria, el 15 de febrero. EFE