Caracas dice EEUU quiere se le pida permiso hasta para ir al baño

Por miércoles 23 de noviembre, 2005

Caracas, 23 nov (EFE).- El Gobierno de EEUU "pretende que se le pida permiso hasta para ir al baño", dijo hoy el ministro venezolano de Exteriores, Alí Rodríguez, al aludir a reservas de Washington ante la compra de Venezuela a España de material militar, parte del cual lleva incorporada tecnología estadounidense.

"Ese es el comportamiento natural de las grandes potencias, de los grandes imperios a lo largo de la historia y esto no es más que una pequeña, pero significativa expresión de esta conducta", añadió el jefe de la diplomacia venezolana en declaraciones a periodistas.

Rodríguez sostuvo que Washington "proclama continuamente el libre comercio, la libertad de comercio", pero "apela a factores extra comerciales para buscar bloquear lo que debe ser una función, una conducta, una práctica normal entre países independientes, como es el caso del Reino de España" y su país.

"Lo mismo ocurre con el terrorismo" y "cotidianamente, todos los días, con las más diversas manifestaciones", donde se dice una cosa y en la práctica se hace otra, remarcó.

La última manifestación estadounidense de reserva por esa compra de Venezuela a España provino hoy del embajador de EEUU en Madrid, Eduardo Aguirre, quien expresó su confianza en que esta operación no llegue a consumarse.

Tras advertir que Washington aún no ha tomado una decisión sobre si autorizará o no esa venta, Aguirre dice que EEUU está preocupado, porque esa "venta inmensa" pueda ser "un factor desestabilizador en esa región".

El Gobierno venezolano comprará a finales de mes ocho patrulleras y doce aviones de transporte a las empresas españolas Navantia y EADS-CASA.

Se trata de diez aviones de transporte C-295 y dos de vigilancia marítima CL-235, y ocho patrulleras, de las cuales cuatro son para vigilancia de la zona económica exclusiva y otras cuatro guardacostas.

También aludió al asunto en Caracas el vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, quien confirmó que para la firma del convenio respectivo visitará Caracas la próxima semana el ministro español de Defensa, José Bono.

El propio Bono, remarcó Rangel, "se ha encargado de desmentir y de dar una respuesta al embajador norteamericano, porque viene a suscribir los acuerdos con Venezuela. Así que, una vez más, esa política imperial es derrotada por los países que se sienten agredidos precisamente con esas disposiciones", subrayó.

El embajador venezolano en Madrid, Arévalo Méndez, remarcó también en respuesta a Aguirre que el acuerdo comercial está "cerrado" y explicó que los componentes tecnológicos estadounidenses afectan tan sólo a los aviones.

En concreto, especificó Méndez, los componentes tecnológicos afectan a los equipos de navegación, pero "hay suficiente tecnología en Europa para sustituirlos", sostuvo. EFE