Carta a Taina

Por Carlos Luis Baron lunes 9 de enero, 2012

¡Hola Taina!

Espero que al recibo de esta te encuentres bien, un beso y gracias a Dios que estamos vivos. El móvil de la presente es para decirte que me sorprendió mucho lo de tu divorcio con el PLD, ese matrimonio que estuvo soldado por muchos años y, que yo creí que nunca se dividiría. ¡La vida es así!

Me siento como un desafinado músico tocando, con la Sinfónica Nacional. En mi país, parece que, por un generoso entendimiento hemos abandonado el camino del diálogo fructífero; se maneja la imposición de una jerarquía, por eso tenemos una cadena de infortunio en tres dimensiones que arrastra errores de enfoque que a simple vista son superior a la capacidad del individuo mismo. ¡Admiro tu resistencia!

Necesitamos un verdadero dialogo con el futuro donde se aparte el monumento a la mentira que portamos; tenemos además, un patrón contaminado de mal comportamiento y angustia proveniente de una factor genético recién descubierto. La fiesta personalizada de los partidos tradicionales es un caldo que parece no cura el hambre ni la enfermedad. Ellos mismos han creado el muro político como marco de referencia que no permite iniciar el rumbo al progreso. Yo creo que puedes aportar a enderezar ese mal agüero.

Taina tus antiguos compañeros de partido están hablando sandeces, peor que lo que dijeron de Danilo. Tú te zapateaste y tienes un lugar de respeto, valentía y coraje en la historia; contando con los dedos de las manos sobran dedos para sumar mujeres dominicanas como tú.

Los peledeistas han convertido el país en un todo y, no hay nada distinto que no se parezca a nosotros mismos, utilizamos como mascara un miedo fundamental como defensa. Hay una limitación monumental para complacer al pueblo. La fotografía de la desgracia del país está en la cara de los Diputados, Senadores y Funcionarios públicos. Como materia prima se usa el embuste y el pueblo lo recibe como una fuente normal de consumo, morfina que se convierte en una trazabilidad de lo inocuo.

En República Dominicana entramos en la etapa de deshumanización del cerebro y los dominicanos lo están aceptando con humildad lo que está haciendo Danilo Medina; ¡ pobre hombre esta desajustado en una mentira piadosa! ¡No sé como lo aguanta! Cosa que Taina no soporto.

No obstante creemos que la eficacia de la comunicación y el entendimiento que ha permitido en otros países abrirse paso nos permita encender esa luz en estos momentos de desesperación de mi país. ¡Por suerte el país disfrutara cuatro meses de bonanza por las elecciones, después viene la desesperación de nuevo; tratemos de borrar eso.

Taina sabemos que no te quedaras con los brazos cruzados; te apoyaremos donde te emparceles. Dale brillo a lo que encuentres ya que necesitamos gente de decisión. Tu acción representa un cambio de rumbo en el desarrollo de la nueva mujer y sus perspectivas porque suma valor y calidad a sus nuevos objetivos. Mostraste además, que la mujer debe ensenar sus pantialones y llevarlos bien puestos.

Mientras tanto Leonel se juega con candela en un país donde las leyes son un relajo; pero cuando el rabo se convierte en deseo, eso no lo cambia ni Fidel Castro.