Carta abierta

Por Luis Manuel Tejada viernes 9 de marzo, 2012

Adriano Espaillat, Senador Estatal de New York

Ydanis Rodríguez, Concejal de la Ciudad de New York

Es de su conocimiento y de gran parte de los neuyorkinos, el debate actual sobre la fiebre o proliferación de las escuelas privadas alternativas (Charters) y las co-ubicaciones o implantación de estas en los planteles escolares públicos.

También es de su conocimiento sobre las implicaciones negativas que surgen con estas co-ubicaciones, como son: discriminación, exclusión, efectos psicológicos que sufren los niños al ser rechazados y al mismo tiempo tener que compartir el mismo edificio con otros niños privilegiados con mejores almuerzos, mejores materiales y programas especiales.

Quiero expresarles mi preocupación, haciéndome eco de los padres y madres miembros de nuestra organización y la comunidad en general, sobre lo externado por ustedes en una reunión realizada apuertas cerradas en la oficina del Senador Espaillat el pasado viernes 24 de febrero, a la que asistieron los directores de la escuela privada Kipp Accademyy nosotros como organización comunitaria del área, y algunas madres invitadas por nosotros. En esta reunión ustedes manifestaron abiertamente su apoyo a que esta escuela Charter ocupe un espacio, ya ocupado por nuestros niños, en el Campus Hermanas Mirabal (IS90), específicamente en la escuela Minerva Mirabal(PS321).

Les recuerdo que en varios foros públicos, realizados en el año pasado, las asociaciones de padres y madres (PAs)de las PS319 y PS324, acordaron no permitir la entrada de ninguna escuela privada a su edificio. Sin embargo, ustedes, desoyendo los reclamos de la comunidad, se han inclinado por los intereses de estas corporaciones privadas disfrazadas de escuelas, las cuales, y no es un secreto, buscan hacer dinero, desplazando el sistema de educación pública. Es muy lamentable esta situación. El no escuchar su comunidad contrasta con los mandatos dados por la gente, a los cuales ustedes deben obedecer.

Les recuerdo que las escuelas Chartersno aceptan niños de educación especial o con discapacidades, ni bilingües o con bajas calificaciones. Estas no permiten sindicalización de los maestros, ni las asociaciones de padres y madres y, como premio, pese a que reciben más dinero que las escuelas públicas, no pagan luz, agua, calefacción, ni alquiler del edificio escolar co-ubicado. Todo es ganancia en perjuicio de la mayoría más necesitada.

Privatizar o eliminar el nombre de la escuela Hermanas Mirabal es una tentado a la memoria de tres mujeres que lucharon por la justicia social, pero que además representan un símbolo para nuestra gente del alto Manhattan. Esto es inadmisible e inconcebible. Ahora entiendo porque usted, Sr. Ydanis Rodríguez, llamó, en tres ocasiones, vacas a lospadres de la escuela PS128, pues estos se oponen a la entrada de otra escuela privada a su escuela, la cual también está siendo apoyada por usted. Pregunto: ¿Se pueden considerar vacas a los padres y madres que se preocupan por una educación de calidad para sus hijos?

Solicitamos de ustedes una explicación del siguiente doble estándar: mientras ustedes dicen públicamente estar en contra de las corporaciones, vemos que subrepticiamente las promueven en su distrito a través de las charters.

¿No piensan ustedes que su ocupación o responsabilidad como oficiales electos cae dentro de mejorarla calidad de la educación de las escuelas públicas en el distrito 6, el cual hasido diagnosticado con 26 escuelas bajo observación por bajo rendimiento académico, dentro de las peores de la ciudad, según el último reporte del Departamento de Educación? Sabemos que debido a la pérdida de más de 25 de millones de dólares del presupuesto del distrito 6 esto ha afectado la calidad en la enseñanza. Pero, paralelamente, el Estado transfiere otros millones, como incentivo, a las escuelas charter. Señores, con sus actitudes, ustedes benefician escuelas privadas, mientras 52 escuelas públicas son directamente perjudicadas. ¿Han meditado ustedes sobre esto? Parece que no!

Finalmente les aseguro que nuestra organización, el Centro Cultural y Comunitario Hermanas Mirabal y su proyecto de Justicia Educativa, mantendrá el compromiso de promover y preservar una educación de calidad para todos los niños, sin exclusión ni excepción, porque para nosotros cada niño cuenta por igual. Luchamos para que la voz de los padres y madres del alto Manhattan sean escuchadas. Seguiremos promoviendo la justicia social a través de: educar, organizar y movilizar a la comunidad para crear Poder Comunitario.

La comunidad del alto Manhattan espera que se le respete el compromiso asumido por la mayoría: No a las co-ubicaciones de escuelas privadas dentro de las escuelas públicas en el distrito escolar 6.

Atentamente,

Luis Manuel Tejada

Director Ejecutivo

Centro Cultural y Comunitario Hermanas Mirabal, Inc.

618 West 142nd St, Ground Fl, New York, NY 10031

Tel. (212) 234-3002 Fax: (212)234-3005

www.mirabalcenter.org