Casi transcurren dos décadas y no terminan de construir liceo en Hernando Alonzo, Cotuí

Por Abraham Montero viernes 27 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO, HERNANDO ALONZO (Sánchez Ramírez).- Casi dos décadas (exactamente 18 años) han transcurrido desde que se inició aquí la construcción de un liceo para los estudiantes de este distrito municipal, y para la comunidad, particularmente para cientos de jóvenes, la espera ha sido una eternidad para ver terminada la anhelada obra.

Se trata del liceo Rafael Antonio Reyes, que fue iniciado en el año 1999, en la gestión de gobierno del ex presidente Hipólito Mejía.

Terminó esa administración de Hipólito, luego los ocho años consecutivos del gobierno del ex presidente Leonel Fernández, y también el pasado cuatrienio del actual presidente Danilo Medina y aun los trabajos permanecen paralizados, y la agonía crece con el tiempo.

Los líderes comunitarios de Hernando Alonzo, juntamente con los estudiantes afectados, han alzado sus voces en innumerables ocasiones sin ser escuchados en sus reclamos para que esta importante escuela finalmente sea concluida.

Se les escucha hacer un repaso de la falta de atención por parte de los gobiernos de Hipólito Mejía y Leonel Fernández, autoridades que no asumieron un compromiso serio para darle un final a la obra.

Los comunitarios de Hernando Alonzo tampoco se explican cómo el liceo no ha sido terminado en la administración del gobierno de mayor mérito en lo que se refiere a construcción de escuelas a nivel nacional, el de Danilo Medina.

Esta comunidad siente que ya ha agotado todas las vías y gestiones posibles para recibir su atención por parte del gobierno, más no desmayan en seguir luchando hasta lograr el objetivo.

La gente de aquí ha hecho asambleas, incontables ruedas de prensas, infinidad de visitas a las instituciones correspondientes, como el Distrito Educativo, la Regional de Educación, la gobernación provincial, la Asociación Dominicana de Profesores y al Ministerio de Educación.

Todas esas instancias han prometido, de manera individual, llevar a cabo las gestiones necesarias para que el liceo sea terminado, y la realidad es que los resultados han sido nulos.

Pero los esfuerzos no han quedado ahí. También la comunidad ha estado en contacto con el ingeniero de la obra, sin obtener información acabada ni convincente, ha entregado comunicaciones a la Presidencia de la República, dirigidas al presidente Medina, y la respuesta aun la esperan.

Han hecho marchas y suspendido la docencia en una escuela mal trecha e insuficiente que funciona actualmente en la comunidad, y el silencio de los gobiernos se hace todavía más sepulcral.

Los habitantes de aquí definen el caso como algo misterioso y hasta enigmático, porque incluso, el liceo está construido en un 95% en su estructura física, por lo que es poco lo que falta por hacer para su terminación.

El personal docente dirigió una comunicación a quien suscribe y la finalizan así: “le pedimos de su colaboración y apoyo ante esta problemática, pues la unión hace la fuerza”.

Sin embargo, lo que está faltando es la voluntad de las autoridades, pues la comunidad ha agotado todas sus fuerzas y recursos para conseguir lo que merecen y no le han dado.

Ojalá y se le ponga atención a este justo e interminable reclamo.

POR LUIS BRITO