Castro insiste en lucha contra corrupción y confía en su efecto

Por sábado 24 de diciembre, 2005

La Habana, 24 dic (EFE).- El presidente cubano, Fidel Castro, insistió hoy en proseguir la lucha contra la corrupción en su país, y dijo sentirse "tranquilo" por los resultados que se obtendrán en este propósito. El líder cubano intervino en varias ocasiones durante la sesión final del sexto período ordinario del Parlamento, que aprobó las directrices económicas y el presupuesto para el 2006, al que se le denominó "Año de la Revolución energética en Cuba".

"Vamos a luchar en contra de la corrupción, y estoy tranquilos con los resultados que obtendremos", dijo Castro, y agregó que "toda la moral está del lado de la revolución" esta batalla.

Castro, de 79 años, destacó las labor que en este empeño realizan trabajadores sociales, y en el caso concreto del enfrentamiento de la corrupción en las gasolineras, dijo que un total de 104.444 de estos jóvenes han sido escogidos con este fin

Señaló, no obstante, que si fueran necesarios utilizar otros 10.000, 12.000 o 500.000, también se les llamarían a las filas para reforzar esta labor en la isla.

En este sentido, Enrique Cabezas, miembro de las dirección de las Juventudes comunistas, al frente de los trabajadores sociales, dijo que en la gasolineras, con estas medidas, se han producido importantes incrementos en las recaudación de divisas en la lucha contra la corrupción.

"Ha habido días incluso de lograr una recaudación 200 veces por encima de los que se obtenía antes de la labor de estos jóvenes, apuntó, sin precisar la cuantía de esa venta de gasolina.

Castro, con su tradicional uniforme verde olivo, también se refirió a la campaña de ahorra del consumo de combustible y las medidas que se han tomado para disminuir el consumo eléctrico.

Citó, por ejemplo, la sustitución de los bombillas incandescentes por ahorradores, lo cual representaba un importante ahorro de electricidad.

Cabezas señaló que para e 31 de este mes se espera que en la isla hayan sido sustituidos seis millones de bombillas incandescentes por ahorradores, del total de 22 millones ya contratados para este fin.

Fidel Castro dijo, por otra parte, que su país ya tiene asegurado cuatro veces la capacidad energética que la isla va a necesitar, y que el ahorro energético y de combustibles representará un aporte excepcional a la economía nacional y al desarrollo de la nación.

"Si vamos a los corruptos también vamos a luchar contra los derrochadores" de energía eléctrica.

"Hay que poner fuera de combate a todo el que roba y al que despilfarra", sentenció.

El presidente cubano afirmó que todas las medidas económicas y de ahorro energético que está tomando su gobierno "tendrán una repercusión mundial, y "habrá que venir a Cuba para ver lo que estamos haciendo", dijo.

En la reunión, el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, defendió por su parte a ultranza la preservación de la revolución socialista, y aseguró que "el imperialismo" perdió su batalla por aislar a su país.