Castro sufre mal de Parkinson, pero mantiene control sobre poder

Por miércoles 16 de noviembre, 2005

Washington, (EFE).- El presidente de Cuba, Fidel Castro, sufre el mal de Parkinson, pero no parece haber perdido el control sobre el Gobierno de ese país, dijeron fuentes de la Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA) y del Departamento de Estado.

El mal de Parkinson es una enfermedad degenerativa de la ancianidad cuyos principales síntomas externos son el temblor rítmico y la rigidez muscular.

La CIA "ha determinado que sufre esa enfermedad y que ésta ha avanzado. Parece que ahora hay un mayor número de síntomas externos", dijo una fuente oficial que pidió que no se le identificara.

Castro, de 79 años, llegó al poder tras el triunfo de la revolución cubana en 1959 y desde entonces ha sido el principal rival ideológico de EEUU en América Latina.

Ambos países no tienen relaciones diplomáticas y EEUU mantiene un embargo económico unilateral sobre la isla desde hace 45 años.

Fuentes del Departamento de Estado indicaron que pese a esa evaluación de la CIA, no se cree que el gobernante cubano tenga dificultades para cumplir sus tareas oficiales.

"Podría tener implicaciones en la forma en que Castro trabaja y, por consiguiente, en la forma en que el Gobierno cubano trabaja", señaló una de las fuentes.

"Pero no vemos que esté perdiendo su control sobre el país. De ninguna forma estamos adaptando nuestra planificación para el día en que Castro no esté sobre la base de una evaluación de que tiene el mal de Parkinson", agregó.

Raúl Castro, hermano de Fidel, ha sido designado su sucesor y el gobernante cubano ha dicho que, tras su muerte, espera que el régimen le sobreviva.

Si es verdad que Castro sufre la enfermedad, "es una interrogante abierta sobre cómo podría afectar la forma en que gobierna a Cuba. Por eso es que no utilizamos esta conclusión para diseñar nuestra política", insistió una de las fuentes.

Castro sufrió la fractura de su rodilla izquierda y el brazo derecho en octubre del año pasado, pero después de ser operado aseguró a los cubanos en un discurso que controlaba por completo los asuntos de gobierno.

Castro también ha rechazado otras versiones sobre supuestas enfermedades que le aquejan, entre ellas hemorragias cerebrales, ataques al corazón y encefalopatía.

El diario "The Miami Herald" señaló hoy que, debido a la enfermedad, es posible que Castro haya ingresado en una etapa del mal en la que las medicinas le hacen cada vez menor efecto y sus funciones mentales comienzan a deteriorarse.

Los servicios secretos de Estados Unidos sospechan que Cuba entrará en un período de inestabilidad a raíz de ese previsto declive mental y físico, dijeron al diario dos funcionarios estadounidenses que han asistido a reuniones informativas de la CIA.

"Hace aproximadamente un año comenzamos a recibir informaciones bastante contundentes de que tenía Parkison", dijo uno de los dos funcionarios al diario. EFE