Cazadores de inmigrantes indocumentados patrullan en la frontera NY – Canadá

Por domingo 2 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ Aunque en el estado de Nueva York, considerado tradicionalmente como “santuario” de los inmigrantes del mundo, las patrullas de civiles armados, denominadas en inglés Minuteman Civil Defense Corps, (Cuerpo Civil de Defensa Hombres del Minuto), se han apostado en la frontera Norte colindante con Canadá, tratando de cerrarles el paso a quienes, según su percepción, intentan cruzar la línea terrestre para llegar ilegalmente a los estados Unidos.

El grupo, fundado hace varios años en California y Texas, donde operan con toda impunidad, no es bienvenido al estado imperial, donde han sido enfrentados por grupos de derechos migratorios, autoridades y legisladores.

El operativo montado por los enemigos de la inmigración, se llevará a cabo durante todo el mes de octubre, participando cuatro mil voluntarios en el mismo, según dijeron dirigentes de la organización, que no está legalizada por las leyes norteamericanas. Los patrullajes se harán las 24 horas del día, en la franja limítrofe de Estados Unidos y su vecino Canadá, a la altura de la ciudad de Buffalo, desde donde se pueden divisar claramente las cataratas del Niágara en un espectáculo impresionante.

En mayo, los Minuteman, habían asegurado que 10 mil voluntarios participarían en el operativo, pero sólo lograron conseguir cuatro mil en total. Un comunicado de la entidad sostiene que contrario a los informes de prensa, sobre el supuesto rechazo que tienen en todas partes, han logrado expandirse a varios estados de la nación.

“Estas actividades son extremadamente peligrosas y ponen en serio riesgo a la comunidad latina en especial”, dijo la activista Rita Dentino de la organización “Casa Freehold”. Emplazó a las autoridades a asumir su responsabilidad y no dejar que un grupo de fanáticos, tome la ley en sus manos.

Dentino, denunció también que los Minuteman, no sólo operan en las fronteras, sino que su persecución, también se concentra en los centros de trabajo, donde han apresado inmigrantes y los han entregado a las autoridades federales para que sean deportados.

“Los asuntos fronterizos son muy complejos y estos grupos extremistas, lo único que hacen es aumentar el peligro y los problemas ya existentes”, añadió Dentino. La fuerte vigilancia del grupo, ha forzado este año a los inmigrantes que intentan cruzar la frontera con México, hacerlo por las zonas más peligrosas, aumentando el número de muertes de los extranjeros.

Los primeros operativos de los Minuteman comenzaron en abril, en Arizona, ganando notoriedad y repulsa nacional. Según el grupo, la vigilancia dio como resultado el apresamiento de más de 300 inmigrantes indocumentados a los que les impidieron cruzar a territorio norteamericano.