Centro Español: Liga de Softbol La Carretilla premia jugadores y equipos más valiosos

Por Abraham Montero martes 20 de diciembre, 2016

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- La Liga de Softbol La Carretilla del Club Centro Español de esta ciudad, premió a los jugadores, dirigentes y equipos más sobresalientes del pasado torneo Primaveral.

En la categoría “B”, los galardonados en distintos departamentos fueron: Eduard Germosen, Félix González, Giovanny Fernández, Miguel Estrella, Yuberis Cabrera, Joan Estrella y Raymundo Martínez. También al equipo campeón, Asociación La Nacional con su dirigente Felipe Inoa, los jugadores más valiosos resultaron, Richard Pérez y Raymundo Martínez.

Los premios en la categoría “C” recayeron en David Olivo, Rafael Sagrado, Julio Marte, Randy Tejada, Roberty Fernández, Luciano Abréu y Marcelino Infante; Kendall fue el equipo campeón con su dirigente Juan Grullón; jugadores más valiosos Julio Marte y Roberty Fernández.

En categoría “C-1”, los jugadores más eficaces resultaron: Samuel Mejía, Joaquín Medina, Rubén Lulo, Manuel Leclerc, Richard Rey, Luis Tejada, Iván Mercader y Jesús López.

Equipo campeón Scotiabank y su manager Gabriel Sánchez. Jugadores más valiosos, Manuel Leclerc e Iván Mercader.

Mientras que los departamentos de la categoría “D” se losllevaron, Raúl Castellanos, José Frank Aracena, Reynaldo Rancier, Eduardo Nardy, Alfredo Portela, Alexis Arias y José Silverio. Equipo campeón Metro Gas dirigido por Domingo Liranzo; jugadores más valiosos, José Frank Aracena y Alfredo Portela.

La división Máster a nivel individual tuvo más destacados a: Leandro Espinal, Endy Mota, Luis Peralta, Pedro Fadul, Danilo González, José Sierra, Rubén Khoury, Rafael Hernández y Kenzo Yamamoto, Optimo Gas equipo campeón dirigido por Leandro Espinal; más valiosos Ángel Castillo y Domingo Espinal.

En todas las categorías los trofeos fueron entregados por Fedor Agelán Casasnova, presidente del Centro Español, Euler Veloz, comisionado general de deportes y los representantes de las empresas co-patrocinadoras.

POR HILARIÓN ISALGUÉZ