Centro Montalvo llama a posponer intereses particulares en la Cumbre

Por El Nuevo Diario jueves 5 de febrero, 2009

El Centro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo exhortó hoy a todos los sectores que participan de la “Cumbre por la Unidad Nacional para Enfrentar la Crisis Mundial”, a que antepongan sus intereses particulares y sectoriales y dar mayor importancia a políticas y acciones encaminadas a favorecer los sectores más vulnerables y marginalizados de la sociedad dominicana.

Desde el Centro Montalvo “valoramos como importante estar en los escenarios donde se discuten y debaten los destinos del país, más cuando éste, es convocado por el gobierno, principal responsable de dar respuestas y soluciones a los problemas fundamentales que retrasan el desarrollo del país”, por esa y otras razones tomamos la decisión de participar en la Cumbre Gobierno-Sociedad Civil.

Indica la organización de la sociedad civil que la participación del Centro Juan Montalvo, en este espacio (Cumbre por la Unidad Nacional para Enfrentar la crisis mundial) aspira a colocar en la agenda pública y de gobierno aquellos reclamos históricos de la sociedad sobre todo, los sectores históricamente excluidos de los diálogos y acuerdos nacionales promoviendo que los mismos sean reconocidos como actores claves en la construcción de un plan de desarrollo, tal y como lo establece la ley 498-06 que crea el Sistema Nacional de Planificación.

Expresa la entidad que la legitimidad de este nuevo diálogo la dará el cumplimiento por parte del gobierno de los acuerdos allí consensuados.

En nota de prensa, el Centro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo, obra social de la Compañía de Jesús, Llama todas las organizaciones y a los ciudadanos y ciudadanas que participan de este proceso consciente, y a asumir el reto de articularnos para dar seguimiento a la aplicación de los acuerdos y cumplimiento de los acuerdos pactados.

Es importante señalar que la participación del Centro Montalvo en la cumbre estuvo condicionada a que el Gobierno diera señales claras y voluntad de cumplir los acuerdos arribados en el diálogo. “La respuesta inmediata como Centro Montalvo, fue la de condicionar nuestra participación en dicho evento, solo si el Presidente daba algunas señales claras de que se nos convocaba a un diálogo sincero y veraz. Solicitando como señales: a) que el gobierno estuviera dispuestos a redistribuir el presupuesto nacional aprobado para el 2009, y asumir los acuerdos de dicho encuentro, b) detener el proceso de conocimiento de reforma constitucional, y c) que el presidente se comprometiera a rendir cuentas personalmente de los compromisos asumidos”

En ese momento hicimos un llamado a todas las organizaciones motivando a que de darse estas señales, sugeríamos articularnos para presentar propuestas de país, visto que el momento nos exige una sociedad unida alrededor de los intereses nacionales.

Junto a nuestro posicionamiento se produjeron reacciones de otras organizaciones sociales y algunos sectores de gobierno. Fue la insistencia hasta el día ante de la apertura de la cumbre que rompió el silencio del presidente, quien al día siguiente en la inauguración del evento, solicitó públicamente el aplazamiento de los debates de reforma constitucional, proponiendo una ruta para iniciar su conocimiento después del 27 de febrero.

Finalmente, como Centro Montalvo, exhortamos a no detener los esfuerzos ya abiertos en nuestras agendas, sobre todo, especial atención al escenario que nos presenta el conocimiento en el Congreso de la Ley de Convocatoria de Reforma Constitucional. Ahí está también en juego el futuro del país y debemos estar presentes.