Chacón dice informe sobre espía busca “tapar” escándalo Ocampo

Por martes 1 de noviembre, 2005

Caracas, (EFE).- El ministro del Interior de Venezuela, Jesse Chacón, negó hoy que Caracas haya enviado espías a Colombia y opinó que el informe al respecto de una revista colombiana pretende "tapar" una investigación venezolana sobre lavado de dinero que involucra a "altas personalidades políticas" del vecino país.

En una rueda de prensa, Chacón se refirió a un artículo de la revista colombiana "Cambio" según el cual un coronel venezolano identificado como Carlos Hernández espió en Colombia durante cinco años desde su cargo de agregado para Asuntos Internacionales del Consulado de Venezuela en Bucaramanga.

"Pareciera que la revista 'Cambio' necesita una noticia para tapar un hecho que sí es importante: la operación de lavado de dólares más grande conocida en la historia de América Latina y que implica" al ex senador colombiano Guillermo Ocampo Ospina, dijo Chacón a los periodistas.

El ministro invitó a "Cambio" a enviar un periodista a Caracas a obtener "toda la información" oficial sobre el caso para así poder "titular el mes que viene 'la mayor operación de lavado en América Latina: implicadas altas personalidades de la política colombiana', en otras palabras la familia Ocampo Ospina".

La Fiscalía venezolana ordenó en octubre pasado la detención de Felipe Andrés Ocampo Sequeda y Carmen Gloria Cecilia Sequeda de Ocampo, hijo y esposa del ex senador colombiano, respectivamente, por su presunta implicación en delitos de tráfico de drogas y legitimación de capitales de esa procedencia en Venezuela.

Según la justicia venezolana, la red que implica a la familia Ocampo cuenta en los fronterizos estados venezolanos de Táchira, Barinas y Apure con una empresa de encomiendas, una procesadora de leche, una ensambladora de bicicletas y 27 fincas, todas intervenidas este mes.

La Fiscalía señaló que el ex parlamentario colombiano "se hacía pasar por ganadero en las fincas intervenidas para ocultar su identidad, y su grupo familiar realizaba múltiples transacciones de montos elevados de dinero entre ellos mismos con el fin de desvirtuar los recursos económicos para tal fin".

Por su parte, Ocampo, ex senador y ex presidente del Congreso colombiano, rechazó las acusaciones venezolanas en su contra y dijo ser un "perseguido" de Chacón.

Chacón dijo a los periodistas que "el supuesto espía" Hernández "no es militar sino un funcionario" designado en el cargo consular por un ex jefe de la policía DISIP, el general Ovidio Poggioli, condenado la semana pasada a dos años de prisión por la justicia castrense por "conspiración" contra el Gobierno de Hugo Chávez.

Afirmó que los "informes" elaborados por Hernández y citados por la revista colombiana "son los que hace cualquier embajada en cualquier país del mundo sobre la situación política, social, económica y cultural del país", y negó que se trataran de datos secretos de Inteligencia.

"En la información que por lo menos recoge la revista no hay nada que no sea público", sostuvo Chacón, que calificó de "refrito" o noticia vieja en el argot periodístico local, los datos revelados por la publicación colombiana.

La revista colombiana publicó que "el coronel venezolano Carlos Hernández dirigió por cinco años, desde Bucaramanga, una red de espionaje que siguió a militares, políticos y periodistas colombianos".

Hernández fue descubierto por las autoridades después que fuera reparado su computador y analizado posteriormente por el servicio secreto colombiano (DAS), según "Cambio", cuyo editor, Edgar Téllez, ratificó hoy al diario venezolano "Tal Cual" todo lo informado en el artículo. EFE