Chávez agradece al Rey y a toda España “firmeza” ante EEUU

Por domingo 27 de noviembre, 2005

Caracas, 27 nov (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, expresó hoy su reconocimiento a las autoridades españolas y "a toda España" por "su firmeza" ante las presiones de Estados Unidos en su intento por frustrar una compra venezolana de equipos militares.

"Ustedes saben cómo el imperio norteamericano ha presionado públicamente, y me imagino en privado, y de qué manera al Gobierno de España", dijo Chávez en su programa dominical de radio y televisión "¡Aló, presidente!",

"Yo quiero hacer un reconocimiento al Rey, don Juan Carlos de Borbón, jefe del Estado español y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de España (…), al presidente del Gobierno español, el buen amigo, igual, José Luis Rodríguez Zapatero, al ministro de Defensa, José "Pepe" Bono y, bueno, a toda España, por resistir el atropello, los intentos de atropello y la falta de respeto del gobierno imperialista de EEUU", subrayó.

Chávez confirmó que Bono asistirá mañana a la firma en Caracas del contrato que sellará la compra de ocho patrullas navales y doce aviones de transporte de fabricación española, por cerca de 2.000 millones de euros, con los representantes del grupo EADS-CASA y el presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén.

"EEUU ahora no quiere que nosotros compremos ni siquiera unas patrulleras y unos barcos para custodiar nuestro mar y unos aviones de transporte para nuestra Fuerza Aérea y nuestra Marina", agregó.

Chávez también felicitó a su ministro de Defensa, contralmirante Orlando Maniglia, "por haber llevado de manera tan rápida y precisa este proceso de negociación".

Maniglia dijo a su vez que "lo más importante es que hay transferencia de tecnología" en este contrato y detalló que se trata de cuatro navíos para patrullar las costas y cuatro oceánicos "de más autonomía".

Los aviones de transporte, diez C-295 y otros dos CL-235, se repartirán entre la Fuerza Aérea y la Marina de Venezuela y servirán para mejorar la lucha venezolana contra el crimen organizado y el narcotráfico, según ha recalcado Caracas.

Maniglia agregó que los primeros materiales llegarán a su país en los próximos 18 ó 20 meses y que "todo el proceso durará alrededor de tres años, para tener completa toda la flota" contratada.

Desde que el presidente del Gobierno español anunció el acuerdo en marzo pasado, durante una visita a Venezuela, las autoridades de EEUU considera dicha venta como "un factor desestabilizador en la región".

El Gobierno de EEUU acusa a Chávez de "intenciones totalitarias" y de querer exportar su revolución bolivariana a países vecinos, mientras que Caracas critica el "imperialismo intervencionista" de EEUU en Venezuela.

Washington aduce el derecho a impedir la venta porque "incluye componentes estadounidenses que necesitan licencia de exportación", dijo recientemente el embajador de EEUU en España, Eduardo Aguirre.

Caracas ha indicado que los componentes de EEUU afectan únicamente a los equipos de navegación de los aviones y ha indicado que "hay suficiente tecnología en Europa para sustituirlos", en caso de concretarse el veto estadounidense.

La vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, sostuvo a su vez que el contrato refleja un acuerdo "entre compañías" y el Gobierno de Venezuela, "bajo el más escrupuloso respeto a la legalidad internacional".

Fernández de la Vega destacó que el contrato supondrá una carga de trabajo de seis años y la creación de 600 empleos para los decaídos astilleros públicos españoles Navantia y 300 para el consorcio europeo EADS-CASA en los tres próximos años. EFE