Chávez dice a Morales comienza “batalla definitiva” por soberanía

Por miércoles 21 de diciembre, 2005

Caracas, 21 dic (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, le indica en una carta enviada al presidente electo de Bolivia, Evo Morales, que "comienza la nueva y definitiva batalla por la dignidad y por la soberanía" para los pueblos latinoamericanos. En la misiva, divulgada hoy, Chávez asegura que la victoria electoral de Morales es "una nueva razón para afirmar la causa de la Humanidad y negar la falacia neoliberal del fin de la historia. Es tiempo de refundación en Bolivia: es un nuevo comienzo de la Historia".

En esa línea, Chávez se suma a la idea expresada por Morales de que Bolivia comienza una nueva etapa basada "en la igualdad, la justicia social, la paz y la equidad" para que el tercer milenio sea "para el pueblo y no para el imperio".

Ese objetivo se alcanzará mediante "el cambio del modelo económico que bloquea el desarrollo del país" y con "la eliminación del Estado colonial", lo cual "permitirá resolver los problemas de la gente y superar la pobreza, la miseria y la explotación", según el líder venezolano.

Chávez destaca también que "tras 500 años de espera, un aymara accede a la presidencia de Bolivia", lo que constituye "una reivindicación histórica" que cumple la profecía de Túpac Catari, cuando antes de morir, en 1781, dijo: "Volveré y seré millones".

En la carta, el presidente de Venezuela invita a Morales a visitar su país y le insta a tomar un puesto en la "batalla por la justicia y la dignidad de los pueblos, por la integración Bolivariana y Sucrista de la América del Sur".

La Cancillería venezolana, por su parte, emitió una nota en la que "saluda" el triunfo de Morales como un muestra de la expresión democrática del pueblo.

"Evo Morales, nacido entre lo más humilde del ser humano de Bolivia, representa hoy la primera y más necesaria reivindicación política de la inmensa mayoría indígena de esa nación", dice.

"Es el triunfo de la constancia, el más relevante rasgo del carácter bolivariano, pues ni la adversidad ni las acusaciones miserables para impedir el resultado final de la elección de su pueblo pudieron detener una voluntad que es esperanza de redención para quienes por siglos han sido ultrajados, explotados y despreciados", añade la Cancillería.

Señala que la nueva realidad sustituirá a la que hasta ahora sufrían los bolivianos "por obra de las oligarquías en permanente maridaje con las fuerzas imperiales de distintas épocas".

Y asegura que para superar el atraso y la pobreza, Bolivia contará "con la cooperación de todos los latinoamericanos".