Chávez dice ex presidente Gutiérrez cayó por traicionar pueblo

Por miércoles 5 de octubre, 2005

Caracas, (EFE).- El ex presidente de Ecuador Lucio Gutiérrez cayó "porque se entregó al imperialismo y traicionó al pueblo que lo llevó al gobierno", dijo hoy el presidente venezolano, Hugo Chávez.

"Esa es la verdad de Lucio", dijo Chávez en el discurso de clausura de la VI Comisión Mixta del Convenio Cuba-Venezuela, celebrada en Caracas.

"Desde que asumió la presidencia arrancaba en una carrera cada vez que me veía y ahora, que está exiliado en Colombia, dice que yo lo derroqué", añadió el gobernante venezolano.

Chávez comparó el caso de Gutiérrez con el del actual presidente ecuatoriano, Alfredo Palacio, para quien pidió un aplauso a los asistentes por haber desmentido que Venezuela esté entrenando a seguidores del antiguo grupo guerrillero Alfaro Vive Carajo.

El gobernante dijo que periódicos y medios de "la oligarquía ecuatoriana, de los lacayos del imperio, empezaron a decir que hay un grupo armado alfarista que se entrenó aquí para derrocar al presidente Palacio".

Chávez añadió que el presidente ecuatoriano salió al paso de ese planteamiento cuando el martes declaró: "Venezuela y Ecuador somos un solo puño".

Esa posición de Palacio sirvió para que el gobernante venezolano arengase a los presentes para aplaudir al mandatario ecuatoriano: "¡Vamos a darle un aplauso a ese presidente!".

Chávez explicó que esas versiones de prensa en contra de Venezuela buscan "torpedear" el acercamiento entre los dos países y los proyectos de desarrollo que analizan, entre ellos el de la construcción de una refinería en Ecuador.

"Mientras nosotros nos empeñamos en buscar la integración suramericana, la mano del imperio, que nunca descansa, ha desatado esa campaña contra Venezuela. Eso significa que el gigante está desesperado y es más peligroso", manifestó Chávez.

En otras oportunidades Chávez ya había señalado que la caída del ex presidente ecuatoriano Gutiérrez se debió a que no supo gobernar en función de las necesidades primarias de los más pobres. EFE