Chávez dice imperialismo y oposición abrieron la vía a socialismo

Por lunes 15 de agosto, 2005

Caracas, (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cree que su país está en transición hacia el socialismo y que el imperialismo y sus opositores se lo han facilitado, un año después del referendo que intentó en vano sacarlo del poder.

El plebiscito del 15 de agosto del 2004, en el que casi un 60 por ciento de los venezolanos le confirmó como gobernante hasta el 2007, fue la ruta legal del "antichavismo" para intentar poner fin a una gestión contra la que ensayó antes, apoyada por EEUU, según denunció, vías de hecho.

Estos tuvieron su clímax en el golpe de Estado que derrocó a Chávez dos días en abril del 2002 y en una posterior huelga general de 63 días.

"La ofensiva contrarrevolucionaria nos empujó a profundizar la revolución", reconoció el presidente venezolano este fin de semana en diversas alocuciones en actos enmarcados en el XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que hoy clausurará personalmente.

Ante unos 15.000 jóvenes de 144 países, Chávez insistió en que "venimos avanzando por fases" y que tras la consulta de hace un año "estamos en una etapa de transición, apuntando al pos-capitalismo, en lo que pudiera ser llamado presocialismo".

Esa transición consiste en "construir espacios, crear las condiciones, porque el socialismo no se decreta, y es éste o es la barbarie, porque -consideró- o desmontamos el imperialismo norteamericano, o el imperialismo norteamericano acaba con este planeta".

Apuntó que en ese dilema también está el pueblo estadounidense, con el que dijo contar "para salvar al mundo" y al que ofreció petróleo venezolano a precios bajos.

Para el gobernante venezolano -desertor de su admitido apego inicial a la "Tercera Vía" y que se proclamó socialista por primera vez en enero, en Brasil, durante el Foro Social Mundial-, "el socialismo ha resurgido y ya terminó el tiempo de estar a la defensiva tras el fin soviético".

"Apuremos el paso en la construcción del socialismo del siglo XXI", exhortó Chávez, quien alertó que la imitación mecánica de modelos socialistas "fue una de las tragedias del socialismo del siglo XX".

"No habrá un sólo camino, habrá muchos caminos, habrá muchas variantes, habrá que acoplarlo a cada realidad de cada país, de cada región" y, en su caso, manifestó es la vía pacífica y electoral.

Tras el referendo, los venezolanos volvieron a las urnas en otras dos ocasiones para renovar alcaldías y gobiernos regionales y, hace una semana, para elegir concejales y otros cargos.

El "chavismo" situó alcaldes en 80 por ciento de los 335 municipios del país, ganó 20 de las 22 gobernaciones y obtuvo el 80 por ciento de los 5.599 cargos en disputa el 7 de agosto pasado.

Ese día, Chávez afirmó que no copia el modelo cubano y que "están bien lejos de la realidad" quienes dicen lo contrario.

En este escenario, y tras los sucesivos reveses electorales, los dirigentes de la heterogénea y ahora dispersa oposición -la mayoría presentó candidatos y la minoría promovió la abstención-, han dicho que volverán a aglutinarse como lo hicieron para la consulta.

Estaban unidos entonces en la coalición Coordinadora Democrática (CD), liderada por el ahora ex gobernador Enrique Mendoza, quien el fin de semana pasado anunció que buscará reagrupar al "antichavismo" para las parlamentarias del próximo diciembre y las presidenciales del 2006.

El líder de la extinta CD anunció que asimismo demostrará el mes próximo que Chávez ganó "fraudulentamente" en el 2004, pero que hasta entonces no adelantará "nada del informe final de lo que ocurrió".

Después de un año de recopilación de pruebas, Mendoza aseguró que tiene "el perro agarrado por los pelos" para demostrar "el fraude" en el referendo, cuyo resultado recordó fue avalado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Centro Carter (CC), entre otros.

"Nunca se me olvidarán las expresiones" del entonces titular de la OEA, el ex presidente colombiano César Gaviria, así como del ex presidente estadounidense Jimmy Carter, cuando notificaron "que sus observadores les señalaban que el oficialismo ganaba", dijo. EFE