Chiíes lideran escrutinio y liberan a 25 ex responsables iraquíes

Por lunes 19 de diciembre, 2005

Bagdad, 19 dic (EFE).- La principal alianza chií de Irak lidera el escrutinio electoral en distintas provincias del país, mientras que una coalición de grupos suníes crece en Bagdad, donde se perfilan como la segunda fuerza, según los resultados parciales.

El anuncio de estos resultados coincidió con la liberación por el Ejército estadounidense de 25 destacados responsables del antiguo régimen de Irak, entre los que figuran dos científicas relacionadas con el programa nuclear del depuesto dictador Sadam Husein.

Además de Hoda Mahdi Amash, más conocida como "Señora Antrax", y Rihab Taha Azawi, también fueron puestos en libertad, entre otros, el ex ministro de Educación Superior, Hamam Abdel Jaleq, y el director de la oficina de Coordinación entre el gobierno iraquí derrocado y la ONU, Hosam Mohamad Amín.

Según fuentes iraquíes, varios de los excarcelados tienen intención de abandonar Irak y algunos han viajado ya a Jordania.

La liberación de estas personas ha quedado, sin embargo, en un segundo lugar para los iraquíes tras el anuncio de los resultados parciales de los comicios del pasado jueves, que pusieron fin a la transición política diseñada por EEUU, y que darán lugar al primer parlamento no provisional desde la caída del régimen de Sadam, en abril de 2003.

De acuerdo con la Comisión Suprema Electoral (CSE), la Alianza Unida Iraquí (AUI), integrada por 16 grupos políticos chiíes, ha obtenido el 58 por ciento de los votos escrutados en Bagdad -un 89 por ciento-, seguida por el Frente del Acuerdo Nacional (FAN), que reúne a organizaciones árabes suníes.

La AUI está dirigida por Abdel Aziz Al-Hakim, líder de la Asamblea Suprema para la Revolución Islámica (ASRI), el mayor partido chií de Irak, y en ella concurre también el primer ministro saliente, Ibrahim al-Yafari, cabeza de la formación Ad-Dawa.

El director de la CSE, Adel Al-Lami, señaló que su comisión ha finalizado ya la mayor parte del recuento de votos en 11 de las 18 provincias de Irak, y que en algunas, como Basora, Misan y Dhi Qar (sur) o Suleimaniya, Erbil y Dohok (norte) han sido escrutados ya entre el 93 y 98 por cien de los votos.

Según él, en estas provincias norteñas la Coalición Kurda ha cosechado la mayoría de los votos, seguida por la Alianza Islámica Kurda, mientras que en tercer lugar aparece el "Acuerdo Nacional Iraquí", que lidera el ex primer ministro Iyad Alaui (chií laico).

La Coalición Kurda está integrada por el Partido Democrático del Kurdistán (PDK), de Masud Barzani, presidente de la zona autónoma del Kurdistán, y la Unión Patriótica Kurda (UPK), que dirige el presidente saliente Yalal Talabani.

En las provincias sureñas, como Basora, Kerbala y Nayaf, cuyos habitantes son en su mayoría chiíes, la AUI está a la cabeza del escrutinio, conforme a la CSE.

Poco después de anunciar los resultados parciales la AUI ha advertido contra la posible falsificación de los finales -previsto para dentro de dos semanas-, mientras confirmaba que "ha comenzado la busca de aliados entre los grupos victorioso", según declaró hoy uno de sus destacados miembros, Jodeir Al Juzaí.

La coalición chií ya venció en las elecciones parlamentarias del pasado 30 de enero, de la que salió el Gobierno que ha conducido a Irak en el último tramo del proceso de transición abierto tras la invasión y ocupación estadounidense.

En aquella ocasión, la AUI logró 140 de los 275 escaños en disputa.

En segundo lugar quedó, con 70 asientos, la alianza kurda, de Barazani y Talabani.

Los suníes, en cuyas áreas se concentra la insurgencia, sobre todo en el oeste iraquí, y donde no han sido anunciados resultados parciales, participaron en las elecciones del jueves después de que numerosos de sus líderes reconocieran que su boicot de los comicios de enero "fue un error". EFE