Ciclo de vida del producto político

Por Carlos Luis Baron lunes 25 de junio, 2012

Perturba nuestro panorama político la resistencia al cambio de los opositores viejos, que se niegan a entender que la capacidad de ser elegible es caduca pues nace, crece, madura , declina y muere.

Partido, candidato y programa, empaquetan una oferta política para la satisfacción de las necesidades del votante en el mercado de intercambio de valores.

El producto político dirigido a satisfacer las necesidades y deseo del ciudadano se paga con votos, la gente percibe el valor de la capacidad del postulante e interés y aceptación de la oferta.

Todo producto tiene ciclo de vida, estilo, tendencia, moda y demanda; pero nunca un espejismo folklórico, como nuestros envejecientes lideres de la oposición.

Los ancianos de nuestra oposición política han establecido una gerontocracia similar al modelo de la extinta unión soviética, redefinen sus estrategias para mantenerse vigentes con no mas meritos que una masacre en 1984 y un cuatrienio fatídico 2000 – 2004.

Las necesidades del votante tienen también su ciclo de vida y dinámicamente cambian su rango de importancia, ya no tiene caso agitar por la libertad de los presos políticos y el regreso de los exiliados, ahora los dominicanos quieren esperanza, pan y desarrollo.

Lideres pseudo social demócratas envejecidos pierden de vista el escenario en un festival de truculencias a pesar de haber excedido la edad de retiro.

El político tiene una vida útil limitada y su nivel de aceptación también, conjugando aspectos organizacionales, financieros de posicionamiento y competitividad.

Independientemente de su longevidad, su crecimiento y preferencia fluctúa, al principio son aceptados, crecen lentamente sin ser figuras preferidas, luego aumentan en preferencia y liderazgo, maduran, finalmente declinan, caducan y pierden su elegibilidad.

Excepcionalmente hay liderazgos de ancianos que por su estilo diferenciado y profunda conexión con el electorado crecen el lugar de declinar; pero por su legado.

Los políticos muy capaces, sabios, talentosos por coyuntura, se arraigan y hasta se reciclan, ya sea por moda o por tendencia; pero obsolescencia es obsolescencia , ¡ESOS VIEJOS DEBEN DAR PASO AL RELEVO GENERACIONAL!

Desde Montreal