Cientos de devotos se mudan al Santuario de la Virgen de La Altagracia en Santiago

Por admin domingo 20 de enero, 2008

Santiago, 20 de enero 2008.- Cientos de personas de los diferentes estratos sociales de la provincia de Santiago, han comenzado a llegar al Santuario de la Virgen de La Altagracia para asistir a los festejos de este lunes 21 en que se conmemora su día.

Los devotos con retratos de la Virgen de La Altagracia, se trasladan a su Santuario ubicado en la esquina que forman las calles Del Sol y General Gregorio Luperón, del sector Los Pepines de la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Otros, se trasladan desde San José de las Matas, Jánico, Sabana Iglesia, Matanzas, Palo Amarillo, La Canela, Jacagua, Pedro García, Tamboril, Licey, los barrios Cienfuegos, Mella Uno, Pekín, Los Jazmines, La Villa Olímpica y otros a cumplir promesas.

Un número considerable, acuden a ese centro religioso a pedir limosna, unos a vender dulces, chuchería, tortas, hojaldre, patelitos, quipes, jugos y efigies de la Virgen de La Altagracia.

Este lunes, 21 de enero se celebra en todo el país el Día de la Virgen de La Altatracia, donde se hacen misas en el Snatuario de Santiago, en la población de Loma de Cabrera, en la provincia de Dajabón y en la Basílica de Higuey, provincia La Altagracia en el Este de la República Dominicana.

Ya es tradición que la población, especialmente la católica celebra este lunes el Día de la Virgen de La Altagracia, Madre Espiritual de los dominicanos, en cuya ocasión se realizan procesiones y cultos en los santuarios de la Básilica de Higüey, Santiago y Loma de Cabrera.

La Iglesia Católica define a la Virgen de La Altagracia como Madre, vida y esperanza y se pide regularmente que interceda por los dominicanos.

Las actividades religiosas con motivo del Día de la Madre Espiritual de los dominicanos se realizan con misas, concentraciones religiosas y caminatas.

Hasta la Basílica de Higuey, desde las diferentes provincias del país se desplazanb miles de personas a cumplir promesas.

Mientras que en el Santuario principal de Santiago, las actividades las encebeza el Arzobispo de la Arquidiócesis de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio y concelebrada para sacerdotes, el obispo, diáconos y monjas.

Desde la el día anterior, llegan cientos de personas y las misas inician desde las primeras horas la mañana del lunes 21 de enero a cargo del Arzobispo Metropolitano de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa Carpio.

La fiesta de La Altagracia, es una verdadera prolongación e invita a los creyentes a vivir la experiencia de fe y de veneración en comunión con todos los dominicanos que dentro y fuera del país, honran la devoción y gratitud a la Virgen de La Altagracia, han dicho seguidores de la Madre Espiritual.