Cientos se trasladan al interior

Por domingo 25 de diciembre, 2005

Cientos de personas abarrotaron ayer las terminales de autobuses para viajar hacia otras poblaciones a disfrutar junto a familiares de la Nochebuena y Navidad, mientras que otros retornaban a Santo Domingo.

Asimismo, estaban repletos de personas los centros comerciales que hacían compras en los preparativos para la tradicional cena del 24 de diciembre.

A pesar de que las terminales de autobuses estaban abarrotadas, transportistas consideraron que el flujo de pasajeros era menor en este año que en los anteriores, como consecuencia del alto costo del pasaje, lo que dificulta a una familia completa trasladarse de una ciudad a otra. Antonio Marte, presidente del Consejo Nacional de Transporte (CONATRA), dijo que este año han proyectado transportar el 50% de los más de 100,000 pasajeros que transportan regularmente en este período del año.

Explicó que CONATRA tiene 74,000 vehículos en servicio. Atribuyó esta disminución al alto costo del pasaje, que a su vez aumentaron por las subidas en los combustibles. Indicó que se descartó el uso de unidades adicionales y las que están operando agotan su tiempo regular, alrededor de 30 minutos entre uno y otro.

Indicó que en años anteriores salían los vehículos cada diez ó 15 minutos porque la demanda de asientos era mayor y que en la mañana algunas viajaron con asientos vacíos y otras no fueron utilizadas en el tiempo previsto.

En la terminal del Sur, de la avenida Duarte esquina 27 de Febrero, se cumplían las rutas hacia San Juan y Elías Piña, pero al comenzar la tarde ayer sólo habían salido 20 unidades, dijo Luis Liranzo.

Atribuyó la reducción a la falta de dinero, lo que ha hecho que muchas personas se abstengan de viajar.

El pasaje a San Juan costaba RD$150, a Elías Piña RD$200, a Hondo Valle 220, a El Cercado RD$200 y a Bánica RD$230. Liranzo confirmó que no utilizaban unidades adicionales como en años anteriores. Explicó que solamente en gasoil uno de estos minibuses gasta RD$5 mil en un viaje de ida y vuelta a una de esas poblaciones, por lo que los choferes sólo viajan si tienen asegurada la inversión en combustibles y sus ganancias.

Los buhoneros que pululan entre los viajeros en las terminales también estimaron que las ventas bajaron este año porque sólo llegó la mitad de los pasajeros que esperaban para esta fecha.

Sin embargo, en la terminal de autobuses del Este alrededor de las 2:00 de la tarde ya se habían movilizado 52 unidades, dijo Ramón Peña, encargado del control del movimiento de los vehículos.

Explicó sin embargo, que la mayor parte del movimiento de pasajeros se hace desde Higüey a Santo Domingo, mientras que normalmente el movimiento del pasaje es mayor desde la capital hacia las ciudades de la parte oriental.

Dijo Peña que la ruta desde Higüey era muy abundante ayer porque en esa zona turística trabajan miles de personas que tienen sus familiares en la capital y aprovecharon el asueto de fin de semana y Navidad para venir a reunirse.

El pasaje hacia Higüey cuesta RD$150.00 en autobuses confortables con televisión y asientos reclinables, mientras que hacia Bávaro cuesta RD$230.00.

Para atender la demanda de asientos la salida de autobuses se inicia en estos días a las 2:00 de la madrugada.