CMD rechaza nuevas “designaciones” sin concurso en hospitales

Por Abraham Montero jueves 5 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El Colegio Médico Dominicano (CMD) rechazó este jueves las nuevas “designaciones” de directores de hospitales, ya que según su presidente, doctor Waldo Ariel Suero, se realizaron sin concurso, por parte del director del Servicio Nacional de Salud, doctor Nelson Rodríguez Monegro.

“El Colegio Médico Dominicano desea expresar, frente a las “designaciones” de más de seis directores, su más enérgico rechazo ya que entran en contradicción con los acuerdos firmados por el Gobierno y nuestra entidad en noviembre de 2016”, señaló Ariel Suero.

Explicó que dicho acuerdo establecía que los nombramientos serían por concurso público de oposición.

Sin embargo, lamentó “vemos como el doctor Monegro ha nombrado seis nuevos directores de hospitales, de dedo, supuestamente de manera “interina”, cuando lo que se debió hacer era un llamado a concurso para estos puestos”.

Exhortó al Gobierno y al director del Servicio Nacional de Salud a que se haga el llamado a concurso para suplir el enorme déficit de médicos a nivel nacional que supera los 4 mil, ya que se acordó que había que hacer llamados a concurso, según las necesidades.

“Las necesidades están dadas. No queremos pues, que el Gobierno empiece a entrar en violaciones a estos acuerdos”, aseveró Suero.

De igual modo, aseguró que ser director de un hospital en este momento, bajo las condiciones de precariedades en que éstos laboran por la falta de recursos es un suicidio, porque estos funcionarios están operando prácticamente con las manos vacías.

El Colegio Médico expresa que el Gobierno no ha entendido la necesidad de hacer el gran cambio en materia de salud, que la baja inversión, la falta de un presupuesto óptimo para los hospitales, la falta del 5 por ciento del PIB, hacen que estos directores aun trabajando con pulcritud, tengan una buena gestión en los centros donde laboran. Lo que explica el marcado deterioro de los hospitales.

POR ORLANDO ARIAS