Coches bomba y tiroteos dejan 41 muertos en varios atentados

Por martes 11 de octubre, 2005

Bagdad,(EFE).- Varios atentados registrados hoy en Tel Afar (norte de Irak) y Bagdad han dejado al menos 41 muertos y decenas de heridos, según fuentes oficiales iraquíes.

Según dijeron a EFE fuentes de la oficina conjunta de seguridad estadounidense-iraquí en Mosul (capital de la provincia de Nínive)), el atentado más grave se produjo en Tel Afar, 400 kilómetros al norte de Bagdad.

Allí, un suicida hizo explotar un vehículo cargado de explosivos en un mercado abarrotado de gente, dejando 29 muertos y 47 heridos.

La mayor parte de las víctimas son civiles, y entre ellos hay que contar dos mujeres y varios niños.

El coche bomba explotó cerca de un cuartel donde se registran los voluntarios para entrar en la policía iraquí, precisó la fuente, dando a entender que tal vez ése pudo ser el objetivo.

Esta misma oficina ya fue objeto de un atentado suicida el pasado 28 de septiembre, en aquel caso cometido por una mujer, que dejó a siete policías muertos.

En Bagdad, otro coche bomba, que explotó esta mañana en el barrio Al Ameriya, mató a nueve personas, de los que siete son soldados de la Guardia Nacional y dos civiles.

Además, causó heridas a catorce personas más, de las que diez son soldados, según las últimas informaciones ofrecidas por el ministerio del Interior.

Estas nueve personas se suman a los tres muertos (dos policías y un chófer) al ser ametrallados en Al Dura, un barrio del sur de Bagdad, lo que eleva el número de muertos en la capital a doce.

El mismo barrio fue escenario de otro atentado esta misma mañana, cuando un coche bomba dejó heridos a tres policías y un civil.

Otro barrio bagdadí, el de Ghdadir (este de la ciudad) fue escenario de un atentado contra las fuerzas especiales del Ministerio del Interior, que dejó nueve heridos por disparos de desconocidos.

Tres sospechosos de haber participado en este ataque fueron arrestados de inmediato, con un lanzagranadas en su posesión.

En otro incidente, dos civiles iraquíes resultaron heridos al explotar una bomba que tenía como blanco una patrulla estadounidense que circulaba por la Autopista Mohamed Al Qassim, al este de Bagdad, según dijeron fuentes médicas de un hospital cercano.

Los ataques contra fuerzas de seguridad iraquíes y estadounidenses no cesan, pese a un refuerzo de la vigilancia y los puestos de control en todo el país para garantizar la tranquilidad en la crucial jornada del sábado, cuando los iraquíes tienen previsto votar una nueva constitución en referéndum. EFE