COE mantiene alerta amarilla en 14 provincias: lluvias por onda tropical afectan vuelos

Por viernes 1 de agosto, 2008

Los fuertes aguaceros de este viernes provocaron el retraso de una docena de vuelos en el Aeropuerto Internacional de las Américas, mientras el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) amplió a 14 las provincias en alerta amarilla y vede, para incluir a Samaná, San Cristóbal y Espaillat.

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) pronosticó que continuarán los aguaceros en las próximas 24 horas en todo el territorio nacional.

Las provincias a las que se les mantiene la alerte verde son el Distrito Nacional, Santo Domingo, La Altagracia, El Seibo, Hato Mayor, San Pedro de Macorís y Monte Plata.

Las otras son Monseñor Nouel, La Vega Sánchez Ramírez y Duarte, especialmente el Bajo Yuna.

En su último boletín, emitido a las 6 de la tarde, Meteorología dice que las formaciones nubosas y las precipitaciones sobre nuestro país continuarán activas, por la humedad e inestabilidad, como consecuencia del paso de la onda tropical por el territorio nacional, cuyo eje fue ubicado sobre el Canal de los Vientos, moviéndose rápidamente hacia el Oeste.

Por los vientos y olas anormales, el COE y ONAMET recomendaron a las frágiles y pequeñas embarcaciones, navegar con precaución en la costa caribeña y no aventurarse mar afuera.

A los residentes de las mencionadas provincias y ubicados en zonas altas pendientes vulnerables a deslizamientos de tierra, aquellos con problemas de alcantarillado generadores de inundaciones, en las cercanías de ríos, arroyos y cañadas, tomar las medidas de precaución contra desbordamientos.

El COE define la alerta amarilla como aquella que se declara cuando la tendencia ascendente del desarrollo del evento meteorológico implica situaciones inminentes de riesgos y severas de emergencias.

La verde se declara cuando las expectativas del fenómeno permiten prever la ocurrencia de un evento de carácter peligroso para la población.

El cetro de operaciones de vuelos del Aeropuerto de las Américas explicó que debido al cierre continuo de la pista de aterrizaje y a la poca visibilidad producto de la lluvia, fue necesario desviar un vuelo a Puerto Plata, otro a Punta Cana, de Higüey, y dos al aeropuerto Cibao, de Santiago.

Los fuertes aguaceros acompañados de vientos y tormentas eléctricas se iniciaron a las 3:40 de la tarde y se prolongaron hasta después de las 8:00 de la noche de ayer.

Los retrasos en la salida y llegada de los vuelos provocaron irritación e inconvenientes en decenas de pasajeros que tuvieron que esperar varias horas en el aeropuerto para poder abordar sus respectivos vuelos.

En igual situación se vieron los familiares y amigos de los viajeros, cuyos vuelos tuvieron que ser desviados hacia otras terminales a consecuencia del mal tiempo que prevalecía en el área de la terminal. Muchas de las personas que acudieron a recibir sus parientes estuvieron varias horas de pie esperando la llegada de los vuelos.