Comienza la evacuación forzosa de los colonos de Gaza

Por martes 16 de agosto, 2005

Netzarim (Gaza), 16 ago (EFE).- La segunda fase del Plan de Desconexión o evacuación forzosa de alrededor de 4.000 colonos que quedan en la franja de Gaza ha comenzado oficialmente a las 24,00 hora local (21,00 GMT).

Unos mil soldados han entrado ya en el asentamiento de Nevé Dekalim, el más importante del bloque de asentamientos de Gush Kativ y baluarte de la resistencia de los colonos, que han comenzado a quemar neumáticos en las carreteras de la localidad.

Soldados en grupos de veinte patrullan la localidad, mientras los colonos les increpan y les recriminan lo que supone el desalojo.

El jefe del Ejército, Dan Harel, anunció esta tarde que la evacuación forzosa de Nevé Dekalim se producirá en unas horas.

"En las próximas horas nos dirigiremos a los residentes, en particular, a los de Nevén Dekalim y les pediremos que salgan", dijo.

Harel agregó que los soldados no usarán la fuerza física en esta fase del Plan de Desconexión.

El máximo responsable del Ejército aludió a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) dijo en tono elogioso que trabajan "conjuntamente y coordinadamente con los palestinos y salvo tres casos de terrorismo, tiros con armas ligeras y artefactos explosivos, no se han registrado incidentes desde que comenzó la Desconexión".

Más de 80 familias han abandonado ya Nevé Dekalim, informaron fuentes militares que añadieron que el asentamiento "puede ser evacuado en 24 horas".

Casi la mitad de los colonos de la franja de Gaza ya han salido en el segundo día del Plan de Desconexión, informó hoy Eival Giladi, uno de los oficiales responsables del Plan de Desconexión.

"El plan va como estaba previsto. Casi el 50 por ciento de los residentes se han ido", dijo Giladi a los periodistas.

Tal y como van las cosas el Ejército israelí espera finalizar la evacuación de la franja de Gaza en los próximos 10 días, pese a la férrea oposición que muestran los colonos y miles de infiltrados de forma ilegal en ese territorio.

Un destacado oficial del Ejército israelí manifestó que, salvo que suceda una catástrofe en el último momento, será posible completar la evacuación en diez días. EFE