Comisión investigará al jefe de Scotland Yard por el caso Menezes

Por lunes 28 de noviembre, 2005

Londres, 28 nov (EFE).- La comisión que intenta averiguar las causas de la muerte del brasileño Jean Charles de Menezes, tiroteado por agentes que lo confundieron con un terrorista, anunció hoy que investigará también al comisario jefe de Scotland Yard, Ian Blair.

La decisión de la llamada Comisión Independiente de Quejas a la Policía (IPCC, en sus siglas en inglés) responde a una queja oficial contra Blair presentada el mes pasado por la familia del difunto, que acusa al comisario de "engañar" en relación con el suceso.

El pasado día 18, la IPCC pidió la aprobación del ministro británico del Interior, Charles Clarke, para poder investigar la conducta del comisario jefe de la Policía Metropolitana de Londres, tal y como establece la ley.

El presidente de la Comisión, Nick Hardwick, afirmó hoy que la nueva investigación no debe "distraernos de la tarea principal de averiguar cómo y por qué murió Jean Charles".

"Todavía esperamos concluir nuestra investigación del tiroteo a finales de diciembre", cuando la Fiscalía británica deberá decidir si presenta cargos contra los agentes, agregó Hardwick.

En septiembre pasado, la familia de Menezes visitó el Reino Unido para conocer de cerca los detalles de la investigación sobre la muerte de su pariente y criticó duramente a Ian Blair.

La madre del difunto, María Otone de Menezes señaló que el comisario jefe de Scotland Yard, departamento de investigación criminal de la Policía Metropolitana, "fracasó en el cumplimiento de su deber" y "tiene que dimitir".

El electricista, de 27 años, murió el pasado 22 de julio tras recibir ocho tiros, siete en la cabeza y uno en un hombro, efectuados por un agente vestido de paisano en la estación de metro londinense de Stockwell, en el sur de Londres.

Al parecer, el policía confundió al brasileño con uno de los presuntos autores del atentado fallido de la víspera contra el metro y un autobús de la capital, que no causó víctimas porque sólo explotaron los detonadores y no las bombas.

El mismo 22 de julio, Ian Blair llegó a declarar que el tiroteo estaba "directamente relacionado con la continua y extensa operación antiterrorista" puesta en marcha tras los ataques fallidos del día 21 contra la red de transporte londinense.

El comisario jefe ha estado bajo presión desde el pasado agosto, cuando se filtraron a la prensa británica unos documentos de la investigación del suceso que ponen en duda la versión inicial de las fuerzas del orden.

Según la filtración, Menezes no huyó de los agentes ni vestía una chaqueta acolchada en la que podía esconder una bomba, como aseguró la Policía en un principio.

Además, la conducta del comisario también fue puesta en tela de juicio después de que la Comisión Independiente de Quejas de la Policía revelara que Scotland Yard "se resistió inicialmente" a la apertura de su investigación sobre la trágica muerte de Menezes. EFE