¿Cómo controlar el estrés electoral?

Por Carlos Luis Baron lunes 19 de marzo, 2012

Las actividades proselitistas para elegir un nuevo presidente en la República Dominicana se intensificarán en los próximos días. Durante las semanas de campaña que faltan, algunos dominicanos experimentarán ciertos niveles de estrés, como consecuencia de dicho proceso.

A medida que transcurra el tiempo, y que las encuestas continúen presentando resultados sobre la preferencia de los votantes, el nerviosismo ante la probabilidad de perder, o la alegría ante la posibilidad de ganar, serán motivos suficientes para que muchos caigan en un estrés pre y post electoral.

El estrés es una reacción automática del organismo ante una situación inesperada que se presente: una noticia nueva, temor a algo, asumir otra responsabilidad, etc.… A través de esa reacción, en el organismo se activan la liberación de neurotransmisores cerebrales y hormonas que impacientan y alteran a la persona. Esa situación pone en alerta al cuerpo, manifestándose a través de las manos sudadas, latidos del corazón rápido, subida de la presión arterial, cambio en el estado de ánimo y el incremento de la adrenalina.

Todas esas manifestaciones orgánicas son normales, ya que el cuerpo está hecho para dar fuerzas y ponerse en alerta para enfrentar lo que viene. Lo cual podría ser una noticia agradable, relacionada con el crecimiento de la preferencia electoral hacia su partido, la probabilidad de triunfo, o la inevitable noticia de derrota que se aproxima. Así como, la victoria o la pérdida de los comicios de la organización política a la que perteneces.

Sin embargo, sea cual sea su realidad, le aconsejo que controle todas esas manifestaciones del organismos. Equilíbrese y evite caer en depresión, tomar alcohol, insultar a ganadores, dejar de comer, o maltratar a personas cercanas a usted.

El estrés es un proceso ante una demanda que recibe el organismo, a la que se debe dar una respuesta oportuna, poniendo en operación los recursos de defensa. Si por una razón dada, la demanda supera la capacidad de respuesta, entonces estamos frente a una situación estresante.

Si pierde o gana su partido, es probable que pases por momentos de tensiones favorecedoras de estrés; y si usted no controla ese escenario, pudiera cometer serios errores de momento, o enfermarse. Para evitar que pases por una experiencia como esa, guíese de los consejos anti estrés post electoral que sugiero a continuación.

Si el partido de su preferencia pierde la contienda:

1. Es importante que tengas claro que más allá del 20 de Mayo del 2012 la vida sigue y vendrán nuevas oportunidades para usted y su organización.

2. Imagínese ganador, aunque haya perdido, a las competencias se va a ganar o a perder y la experiencia por más dolorosa que haya sido nos enseña algo nuevo.

3. Acepte que ha perdido y vea con buenos ojos el triunfo del vencedor.

4. Comparta con compañeros de partido las situaciones e ideas que servirán de lecciones aprendidas.

5. Piense y apóyese en las personas para las cuales usted es importante, su familia.

6. Trate de aliviarse practicando algunos ejercicios de relajación muscular.

7. Supere la pérdida realizando reuniones entre familiares y amigos cercanos.

8. Administre el tiempo libre y dedíquese a algo que le renueve las esperanzas.

9. Mantenga el buen humor y el optimismo.

10. Rechace manipulaciones de compañeros que se resisten a admitir que han perdido. Con frecuencia, las personas hacen cosas impensables influidas por la presión de grupo.

11. Es de inteligente comprender que en ocasiones perdiendo se gana.

12. Si el estrés persiste, visite un psicólogo clínico para que le ayude.

Si el partido de su preferencia gana la contienda:

1. Respete el duelo de los que perdieron.

2. Evite celebrar haciendo ruidos innecesarios que alteraren a los perdedores.

3. Si eres un dirigente activo, prepárese para la nueva responsabilidad que le será asignada. Aspire a ocupar un cargo de trabajo realista, no pretenda un empleo que no se corresponda con sus capacidades y competencias.

4. Administre bien el tiempo y realice ejercicios de relajación muscular.

5. Reciba el triunfo con humildad y no maltrate a los contrarios.

6. Evite discusiones innecesarias de momento.

7. Dedique tiempo a descansar y a prepararse, la vida sigue.

8. Comprenda que es mejor valorar el Ser, que el tener, sea humilde con su triunfo.

9. Dentro de su ambiente de victoria, calme sus pasiones y evite ser influenciado por presión de grupo y no haga cosas de las cuales pudiera arrepentirse luego.

10. Si el estrés persiste, visite a un psicólogo clínico para que le ayude.

El autor es Psicólogo Clínico