Conferencia cambio climático comenzó con atención puesta en EEUU

Por lunes 28 de noviembre, 2005

Toronto (Canadá), 28 nov (EFE).- La Conferencia de Montreal sobre Cambio Climático se inició hoy con la atención centrada en la actitud que países clave como EEUU y China adoptarán cuando el Protocolo de Kioto expire en el 2012.

La conferencia -a la que acuden 10.000 delegados de 190 países-, es la primera reunión de los países que forman parte del Protocolo de Kioto tras su ratificación en febrero.

Durante dos semanas, la conferencia se encargará también de sentar las bases del posible acuerdo que regirá la lucha contra el cambio climático a partir del 2012.

WWF/Adena señaló hoy en Montreal que los países asistentes a la XI Conferencia de las Partes del Convenio sobre Cambio Climático de Naciones Unidas -como se conoce oficialmente la reunión- deberían determinar hacia 2008 qué tipo de acuerdo se pondrá en práctica.

Jennifer Morgan, directora del Programa de Cambio Climático Mundial de WWF, indicó que "el Protocolo de Kioto de hecho exige que las negociaciones empiecen ahora y no más tarde. Tiene que haber una decisión formal y compromisos de los países para negociar más acción y compromisos para el futuro".

En similares términos se ha expresado la organización ecologista Greenpeace que hoy montó un reloj de arena de cuatro metros de alto en la entrada del Palacio de Congresos de Montreal donde se reúnen los asistentes a la cumbre.

Greenpeace también ha solicitado que las negociaciones del acuerdo que sustituirá Kioto tras el 2012 estén completadas para el 2008 "para permitir que haya tiempo para su ratificación e implementación" y que los delegados acuerden la extensión del Protocolo de Kioto por otros cinco años a partir del 2012.

La organización ecologista quiere que los países industrializados acuerden mayores reducciones de sus emisiones que las acordadas en Kioto, con reducciones -comparadas a las de 1990- del 30 por ciento para el 2020 y del 80 por ciento para el 2050.

Pero EEUU ya ha indicado que no está a favor de compromisos de este tipo y se teme que podría acercar a su posición a países como Gran Bretaña.

Pero Greenpeace considera que con estas reducciones se podría mantener el aumento del calentamiento global medio por debajo de los dos grados, cifra que si se supera la organización considera sería "catastrófico".

WWF/Adena se ha refrenado de cuantificar las reducciones que los países desarrollados deberían alcanzar bajo un nuevo acuerdo pero sí ha indicado que "en Montreal, los países industrializados deben mostrar su disposición a reducir más sus emisiones".

Pero WWF/Adena también indicó que "algunos países en desarrollo deben demostrar su disposición para cumplir su parte".

Tan importante como las discusiones del mundo post 2012 son las medidas que en Montreal tienen que adoptar los países que han ratificado el Protocolo de Kioto.

Aunque los mecanismos de trabajo están aprobados por los 156 que forman parte de Kioto, su puesta en marcha formal tiene que darse en Montreal.

Por ejemplo, el Mecanismo para el Desarrollo Limpio, el sistema que permite a los países industrializados cumplir sus objetivos a través de desarrollo en países en desarrollo.

Otra preocupación es que países como Canadá, que como anfitrión de la reunión tiene gran capacidad para dirigir las negociaciones, han fallado en su política de reducción de emisiones.

A pesar de que hoy el gobierno canadiense hizo alarde de sus políticas de reducciones de emisiones lo cierto es que, según las Naciones Unidas, éstas han aumentado un 24,2 por ciento con respecto a los niveles de 1990.

En esa misma clasificación España es la peor parada. Ocupa el primer puesto en aumento de emisiones entre 1990 y el 2003, con un 41,7 por ciento. EFE