Conferencia del Episcopado pide gobierno frenar males

Por admin sábado 1 de marzo, 2008

Santiago, 1 de marzo 2008.-La Conferencia del Episcopado Dominicano, sugirió a los estamentos gubernamentales disponer de medidas urgentes que permitan frenar la vorágine de inseguridad, generada por la ola de delincuencia, robos, criminalidad y otros males que acogotan a la sociedad, atribuida la deportación de dominicanos que cumplieron condenas en Estados Unidos.

La Iglesia Católica a través de su órgano oficial, en su editorial, el periódico Camino, plantea la imperiosa necesidad de aplicar medidas drásticas contra los promotores de estos males, considera que hay que enfrentar la delincuencia y la violencia que cada día provoca más muertes y tensión en los hogares dominicanos.

Expresa en periódico Camino, que la gente no quiere salir a las calles, por que teme ser atacada por los delincuentes, que la despojan de los pocos recursos que lleva consiguo tras las largas y tediosas jornadas laborales que tiene que realizar todos los días para poder sobrevivir.

Abogó por el fortalecimiento de los núcleos familiares, la educación de las personas, crear centros de madres, Juntas de Vecinos, para luchar contra estos flagelos que devoran las costumbres y modelos morales.

Sugiere la Iglesia Católica que cada día se acentúan los casos de violencia y aparecen más hechos de asesinatos, a cuyas acciones se han sumado los haitianos, ya que en Santiago, fue apresado una banda de ladrones que habían acribillados a cinco motoristas que se ganaban el sustneto de su familia transportando a personas a los centros laborales.

Al mostrar preocupación, la entidad religiosa a través de su vocero, el periódico Camino, sostiene que en el país, están sucediendo crimenes que solo se ven en películas de terror.

Cita que la Policía diariamente reporta crimenes que son abominables, afirmando que de esa manera se impone de medidas tendentes a reducir esos casos.

Sostiene que esas muertes, podrían estar vinculadas a los deportados de Estados Unidos, en su afán por conseguir dinero a como de lugar, para mantener vicios, como consumo de drogas, estar en todos los lugares de atracción y sus fantansías.

Recuerda que cuando se entierran los valores morales, desaparece el sentido de la vida, se acrecientan los males que llevan a la muerte y a la desesperación.

Según el periódico Camino en su editorial, indica que los repatriados de Estados Unidos, vienen con una maestría de como cometer sus hechos.

Informes de las autoridades dominicanas indican que en los últimos 45 días, cita el semanario, han sido deportados desde Estados Unidos, alededor de 200 dominicanos que cumplieron condenas en cárceles acusados de cometer robos, atracos, crimenes, vender drogas y otros delitos penalizados por las leyes de esa nación.

Pero, dice el rotativo, que tras su llegada al país, andan en las calles como chivos sin ley, sin que las autoridades le mantengan un poco de vigilancia.

El editorialista, define como deprimente, aterrador, preocupante, que en un país donde predominaba la decencia, sin embargo, hoy se ha convenido en que prevalecen los robos, atracos, asaltos, falsificación de documentos, violaciones sexuales, incendios intencionales y secuestros.