Congreso pide a España y Latinoamérica apoyo contra muro de EEUU

Por lunes 26 de diciembre, 2005

México, 26 dic (EFE).- El Congreso de México pidió hoy a los parlamentos de España, Portugal y los países latinoamericanos que rechacen la construcción por parte de EEUU de muros en su frontera sur para impedir el ingreso de inmigrantes.

En una carta enviada por el presidente de la Cámara de los Diputados mexicana, Heliodoro Díaz, y a la que tuvo acceso EFE, se hace un llamamiento a la "unidad entre parlamentos iberoamericanos" para compartir la "preocupación y condena" de México al respecto.

"Me permito solicitarle que (…), en un acto de unidad entre parlamentos iberoamericanos (…) se exprese la más amplia solidaridad con el Congreso Mexicano, a fin de que se impida la construcción de un muro en la frontera de los Estados Unidos de América con México y la aprobación de la ley que lo impulsa", dice la carta.

La Cámara de Representantes de EEUU aprobó a mediados de este mes una enmienda que prevé la construcción de muros en varios puntos de la frontera con México para obstaculizar la entrada clandestina de inmigrantes.

La enmienda también aumenta las sanciones a quienes contraten trabajadores indocumentados e impone sanciones a los familiares que les ayuden a permanecer en EEUU, pero aún falta la aprobación por el Senado.

Debido a ello, Díaz emitió la carta, en la que expresa su respeto a la función legislativa de su homólogo estadounidense, pero destaca que el fenómeno migratorio, por sus efectos económicos y sociales, se debe analizar con un enfoque integral de carácter bilateral para lograr una migración legal y ordenada.

"La ley en mención de llegar a ser aprobada, provocaría efectos sumamente negativos para nuestros países, tales como el criminalizar la migración, lesionar los derechos humanos de quienes emigran a esa nación, exacerbar el racismo en contra de las minorías y contravenir diversos acuerdos logrados a través de los tratados de libre comercio vigentes", destaca el documento.

Ante ello, señala Díaz, la Comisión Permanente, que representa al Congreso en sus recesos, aprobó un acuerdo por el que califica a las medidas estadounidenses de "racistas, xenofóbicas y violatorias a los derechos humanos".

También agrega que buscará el apoyo de sus homólogos estadounidenses y líderes de opinión para contrarrestar la propuesta.

El documento también se envió a los órganos legislativos de Cuba y Venezuela, pese a que el presidente mexicano, Vicente Fox, ha tenido durante su gestión algunas diferencias con sus homólogos de esas naciones.

El envío de la carta coincide con la visita que realiza hoy el canciller de México, Luis Ernesto Derbez, a Washington para expresar el desacuerdo de su país con la iniciativa estadounidense. EFE