Consejo insta a celebrar elecciones en Haití antes de fines 2005

Por martes 18 de octubre, 2005

Naciones Unidas, (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU instó hoy a las autoridades de Haití a celebrar elecciones antes de fin de año para que el nuevo gobierno tome posesión el 7 de febrero de 2006, como contempla la Constitución haitiana.

Tras una reunión del Consejo para analizar la situación en Haití, los 15 miembros de este órgano adoptaron una declaración en la que se subraya que es de "suma importancia" que los comicios se realicen de forma "transparente, inclusiva y justa".

En este sentido, dieron la bienvenida a los candidatos que han renunciado o quieran renunciar a la violencia para participar en el proceso electoral, con el objeto de ejercer un liderazgo político a nivel local o nacional.

El Consejo también expresó su preocupación por los continuos aplazamientos de las elecciones, y subrayó la necesidad de que se celebren los comicios a nivel nacional durante este año, para que las nuevas autoridades elegidas asuman el poder el 7 de febrero.

Los comicios para elegir a un presidente y a 129 parlamentarios estaban programados para octubre, pero luego se aplazaron hasta el 20 de noviembre y a pesar de que la secretaria de Estado de EEUU, Condolezza Rice, viajó a Haití para presionar que se mantuviera esta fecha, no ha sido posible.

El primer ministro interino de Haití, Gerard Latortue, que participó en la reunión del Consejo, indicó que las elecciones se habían pospuesto de nuevo y que previsiblemente se celebrarían entre el 11 y el 18 de diciembre próximo.

El Consejo reafirmó su pleno apoyo a la Misión de la ONU para la Estabilización en Haití (MINUSTAH) e instó al gobierno de transición a colaborar con el operativo, para preparar un plan electoral y mantener el orden y la seguridad en el país caribeño.

Por su parte, el jefe de la MINUSTAH, el chileno Juan Gabriel Valdés, afirmó que en los últimos días hubo avances importantes en el registro de votantes, que ya alcanzan los 3,2 millones de haitianos, así como la decisión del gobierno de nombrar un director electoral que se encargue de organizar los comicios.

"El registro de votantes es expresión de la voluntad de los haitianos en participar", declaró Valdés y agregó que estos acontecimientos positivos no deben ocultar los problemas de seguridad y socio económicos que todavía tiene el país.

Por ello, indicó que es necesario un apoyo renovado de la comunidad internacional para el proceso de transición en Haití, especialmente cuando sean elegidas las nuevas autoridades.

En este sentido, al igual que los miembros del Consejo, Valdés mostró su esperanza de que los países donantes demuestren su generosidad en la conferencia prevista en Bruselas para el jueves y viernes próximos.

En esta reunión, dijo, se estudiará la aprobación de un paquete económico de emergencia para el nuevo gobierno, para que pueda diseñar proyectos a largo plazo en el campo económico y social.

Por otro lado, el subsecretario de Estado de EEUU, Nicholas Burns, urgió a Haití a acelerar la organización de elecciones generales, tras advertir de que los preparativos hechos hasta el momento son "insuficientes".

Burns, que se reunió con Latortue, le transmitió el mensaje de su gobierno de que "Haití necesita trabajar de forma más rápida y más eficiente en la organización de estos comicios".

Las próximas elecciones en Haití serán las primeras que se celebrarán desde que el entonces presidente, Jean-Bertrand Aristide, fuera depuesto en febrero de 2004, tras las presiones de EEUU y Francia. EFE