Control a su antojo y como fuente de negociación

Por Carlos Luis Baron lunes 12 de agosto, 2013

Son posiblemente auto acusaciones que se hacen los MPVIISTAS, aunque se las están indilgando al grupo de los verdaderos perredeistas que lidera el excandidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano en las pasadas elecciones del 20 de Mayo del 2012. Estas declaraciones del presidente de control de los síquicos de Miguel (el empresario político) Vargas Maldonado, delatan el contagio con los peledeistas.

Este contagio de tirar la piedra y esconder las manos ó, vociferarle al otro lo que se estan haciendo, nos aclaran una vez más la alianza estratégica que mantienen a espalda de los mejores intereses de las grandes mayorías del partido, que tanto han sido pisoteadas por este grupo, desde antes de obtener la presidencia del partido.

Revelan que los únicos culpables de las derrotas de esta organización somos los perredeistas. Que hemos querido controlar el partido para negociar con él, pero nos creen tan tontos, tan pendejos o tan torpes, que no se dan cuenta que sabemos que de momentos con su predominio, solo un minúsculo grupito se ha beneficiado, desde el pacto de las corbatas azules y el acuerdo para formar las Altas Cortes.

Con este pacto de las corbatas azules, pacto este que salvó al expresidente Fernandez cuando estaba en los peores momentos de su vida política, supuestamente según vox populis, el MVPIISTA mayor dirigió bajo manto los trabajos de la segunda línea del metro y ningún perredeista obtuvo beneficios de estos trabajos.

Como tampoco la hemos tenido de esas Altas Cortes, que prefirió dividírselas en lo personal, en vez de pensar en el país y reclamar una justicia independiente de toda actividad política. Estas revelaciones lo que hacen es llenar de furias a las bases del mil veces gloriosos, por las ironías de Miguel y sus acólitos, por el cinismo que irradian al expresarse y porque sabemos las falsedades de sus publicaciones, por haberlas vividos, porque las sentimos en carne propia y porque tratan con la ayuda de nuestros adversarios, que sigamos padeciendo las tantas desgracias que esta presidencia nos ha hecho pasar.

Esto debe a ultranza no desmayarnos para salvar este partido, pero sabemos también que solo podemos recuperar las siglas a la fuerza, porque por las buenas nunca nos darán la razón y, esa es una alternativa de los MVPIISTAS y sus aliados, mantener la pugna para siempre y nuestro partido estar desprestigiado para competir en los próximos certámenes electorales, porque también es parte del negocio, para tratar de crear un partido único y mantenerlo en el poder por muchos años como lo pregonan.

Tenemos dos alternativas: recuperar el partido a sangre y fuego por encima de lo que nos pueda ocurrir, ó tomar riendas aparte. Hemos visto que nadie que ha formado un partido al separarse ha triunfado, pero esto es diferente, porque son las bases que se separan del partido para poder reorganizarse, para poder avanzar de este estancamiento que nos han sometido los negociantes que dirigen el partido.

Vemos como se busca llegar a un acuerdo que pacte una convención, pero lo he dicho muchas veces; que el problema no terminará ahí, porque no las tenemos con nosotros y se nos quitaran los privilegios por holgada que sea la diferencia en los resultados, porque tendremos todos los poderes en contra y los recursos que eleven los cazadores tendrán razón de causas, por tener a su favor estos organismos.

Estamos perdiendo un tiempo precioso en hacer un buen trabajo o comenzar hacerlo, sabiendo muy bien lo que realmente esta ocurriendo, más por lo que dice el vocero de Mejía el Ing. Hector Guzmán; que para que haya entendimiento debe Miguel romper con Leonel. Pues puro absurdo, porque el que traiciona una vez, lo seguirá haciendo siempre, sino pregúntenselo a Fiquito.

"Continuamos perdiendo un precioso tiempo en vez de ganarlo, más cuando el día nos hace mucho más viejos y acerca los procesos". "Sabemos quienes de momentos nos controlar, nos negocian y nos quieren mantener en el limbo, pues despertemos y hagamos nuestros deberes, porque sino los seguirán haciéndolos con nosotros".