Convicto número 1.001 es ejecutado en Carolina del Sur

Por viernes 2 de diciembre, 2005

Columbia (EEUU), 2 dic (EFE).- Un hombre que hace once años asesinó al empleado de un comercio en Carolina del Sur (EEUU) ha sido ejecutado hoy con una inyección letal, informaron fuentes judiciales del estado. Shawn Paul Humphries se convirtió así en el convicto número 1.001 ejecutado en Estados Unidos desde que el Tribunal Supremo restableció la pena de muerte en 1976. "Lo lamento", dijo Humphries antes de que se le aplicara la inyección que le causó la muerte seis minutos después.

Antes de la ejecución, la abogada de Humphries leyó una declaración en la que el condenado ofreció sus disculpas a las hermanas de su víctima, hizo referencias bíblicas y criticó la aplicación de la pena de muerte en este país.

"Espero que mi ejecución traiga paz a la familia" de Mendal Alton Smith, a quien mató de un balazo en la cabeza el día de Año Nuevo de 1994.

"Quisiera decir a todos los que apoyan esta o cualquier otra ejecución: somos todos pecadores y por eso ¿qué les da el derecho como pecadores a despojar un don de Dios?", señaló.

La ejecución número mil se llevó a cabo el jueves en Carolina del Norte cuando Kenneth Lee Boyd recibió el castigo por el asesinato de su esposa y su suegro.

La ejecución de Humphries se llevó a cabo después de que el gobernador, Mark Sanford, declinará conmutar la sentencia por cadena perpetua y el Tribunal Supremo del estado rechazara un aplazamiento del castigo.

Humphries fue el convicto número 35 ejecutado en Carolina del Sur, uno de los 38 estados que aplican el castigo en este país. EFE