CORAASAN informa que avanza en restablecer servicio a sus usuarios

Por admin domingo 6 de enero, 2008

Santiago, 6 de enero 2008. La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), informó que trabaja en la solución de los severos daños causados a esa institución por el desfogue de la presa de Tavera-Bao, tras el paso de la tormenta Olga, con el propósito de normalizar el suministro de agua a la población.

El ingeniero Hamlet Otáñez, director General de la CORAASAN, informó que el organismo ejecuta un programa de sectorización para distribuir los 80 millones de galones que está produciendo diariamente y que en este momento tiene diez camiones cisternas llevando el agua donde no está llegando y a las zonas afectadas por la tormenta Olga.

Otáñez dijo que ya se rehabilitó el camino de acceso a la toma del sector Pastor, que fue parcialmente destruido por las inundaciones y se construye una línea de alimentación eléctrica y una subestación eléctrica en esa comunidad.

En el caso de la planta del sector Nibaje, el ingeniero Otáñez dijo que se trabaja en la reparación de los motores eléctricos de las estaciones de bombeo, en la construcción de los arrancadores de estado sólido y de los circuitos de alimentación eléctricos soterrados.

Explicó que en las plantas de tratamiento de Nibaje, también se procedió a la renovación de los sistemas de dosificación y a la instalación de un transformador de 69 KV en la antigua subestación de ese sector, para poder energizar nuevas estaciones de bombeo.

Los trabajos que llevan a cabo los técnicos de la CORAASAN incluyen la reconstrucción de la verja perimetral de la planta de tratamiento del sector Rafey y la sustitución de los equipos electromecánicos de la institución en esa comunidad, los cuales resultados dañados por las inundaciones provocadas por la tormenta Olga.

Informó que en el sector de Rafey se están reconstruyendo las subestaciones eléctricas, se limpió el área de deshidratación de lodos, se trabaja en la recuperación de los sedimentadores y se rehabilita el edificio administrativo de la planta de esa comunidad, el cual resultó dañado.

Y explica que en Rafey se construye, una nueva área de laboratorio de aguas residuales que estará menos expuesto al peligro del paso de tormentas, huracanes y otros fenómenos naturales, mientras que los compresores y sopladores de los tanques de aireación han sido ya limpiados.

Las labores de recuperación también han sido bien intensas en el Edificio Principal de la CORAASAN.

En ese sentido, se eliminaron todos los escombros y sedimentación en el sótano y el primer nivel de la edificación, se instaló una área de atención al público provisional en el lobby y se ha iniciado el cableado de data, video y voz.

También, se instaló una nueva subestación eléctrica en el techo del EdificioPrincipal, en el sector Nibaje, se trabaja vertiginosamente en la reconstrucción de las verjas perimetrales y se inició la construcción de una nueva área de atención al cliente.

Otáñez, dijo que en las diferentes oficinas de la CORAASAN, las inundaciones afectaron 105 computadoras PC.

El ingeniero Otáñez informó que ya se han adquirido 70 PC, con el propósito de restablecer los servicios fundamentales de la institución.

‘Ya se inició el cableado completo del primer nivel del Edificio Principal, Rafey ya tiene teléfonos y tienen sus sistemas de atención al público operando.

Y cita que es una labor titánica, pero en los próximos días estaremos totalmente recuperados.