Coraasan justifica crisis en el servicio de agua por sequía

Por sábado 12 de abril, 2008

Santiago, 11 de abril 2008.- La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), justicó la crisis en el servicio de aguas a los miles de usuarios, deficiencia que atribuye a la fuete sequía que asola a la región del Cibao. El director del organismo, ingeniero Hamlet Otañez Tavárez, hablando a través de la periodista Lourdes Rosa, directora de Relaciones Pública, informa que la situación es debido al descenso en los niveles del agua de los embalses de la presa Tavera-Bao.

Afirma que eso es producto de la sequía que afecta a la Región lo que ha reducido el agua captada en el complejo Tavera-Bao por lo que la institución se ha visto en la necesidad de disminuir la producción de agua potable.

Otáñez Tavárez, explicó que esta situación ha obligado a implementar un programa de regulación o sectorización hasta que la temporada de lluvia permita recuperar nuevamente el nivel de la presa.

Indicó que la producción en las plantas potabilizadoras de La Noriega ha descendido en 14 millones de galones diarios, lo que representa un déficit de 17 por ciento de la producción

Asimismo, indicó que entre los sectores más afectados por la regulación se encuentran: Zona Sur , Puñal, sectores a ambos lados de la autopista Duarte, “ Dorado I, II, entre otros”, Rincón Largo, La Esmeralda, Tamboril, Gurabo, Los Reyes, Cerros de Jacagua, Cerro Alto y Cienfuegos.

“El nivel de las presas está en 319 metros sobre el nivel del mar de un máximo de 328 metros con un descenso diario aproximado de 15 centímetros, de continuar la situación en el mes de abril los embalses podrían descender a 316 metros sobre el nivel del mar que es el mínimo aceptable”, enfatizó.

El funcionario presentó excusas a la población , porque según dijo se trata de una situación que escapa por completo al control de la insitutción.

E indicó que solo de esta forma se puede realizar una distribución equitativa del líquido y pidió a la población usar con estricta racionalidad el agua que recibe.