Corrupción, pobreza y desigualdad perjudican progreso de América Latina

Por domingo 16 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ La corrupción, la pobreza, la desigualdad y la debilidad de las instituciones públicas, perjudican el progreso económico en América Latina, afirmó Adolfo A. Franco, administrador adjunto para América Latina y El Caribe de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Franco, se presentó recientemente ante la Subcomisión del Hemisferio Occidental y la Comisión de Relaciones Internacionales del Congreso en Washington, donde ofreció el diagnóstico sobre la situación latinoamericana.

Aunque reconoció que en los últimos 25 años, ha habido progresos, dijo que todavía la consolidación democrática es un desafío para el nuevo continente.

Citó que en países como Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Haití, la USAID trabaja para atender esos desafíos.

Observó que hace 25 años, sólo tres países de la región tenían líderes democráticamente electos y que hoy, solamente Cuba sigue bajo una dictadura. “Sin embargo, aún cuando gran parte de América Latina ha adoptado prácticas democráticas, como gobiernos civiles elegidos, transiciones pacíficas de poder y libertades básicas, la corrupción, la debilidad institucional y la desigualdad económica, están socavando la consolidación democrática”, expuso Franco.

El funcionario indicó que la incapacidad de los gobiernos latinoamericanos para prestar los servicios básicos, ocasionan el populismo radical. “Muchos países latinoamericanos, están reprimidos por las poderosas elites, instituciones gubernamentales débiles y partidos políticos que se auto protegen y que ejercen autoridad sin límites por medio de constituciones modificadas, inmunidad legal, normas porosas y corrupción.

“Todo esto, contribuye a la incapacidad de América Latina para crear oportunidades y hace muy llamativa la retórica de campañas populistas que no son democráticas”, agregó Franco.

Dijo que la tarea de la USAID es decisiva a la hora de enfrentar esos desafíos y consolidar la democracia en la región. Sostuvo que la agencia trabaja en atender los retos relacionados con próximas elecciones en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Haití.

La USAID trabaja también con grupos de la sociedad civil en cada uno de esos países para impulsar la democracia. “Estamos prestando ayuda técnica, educación cívica y capacitación de organizaciones de la sociedad civil.