Corte de Familia en NY decidirá el destino de Valery, la niña sin madre

Por jueves 13 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El destino de la niña Valery Lozada, hija de la boliviana Mónica Rivadeneira, estrangulada hace tres semanas por César Ascarrunz, quien confesó el crimen a la policía, después de abandonar a la criatura en una calle de Queens, está ahora en manos de la Corte de Familia del estado de Nueva York.

La custodia de Valery, comenzó a ser disputada por sus abuelas, su padre que está preso por drogas en Cochabamba, Bolivia y dos de sus tíos, días después que Ascarrunz, fuera arrestado por oficiales de homicidios a quienes les confesó el crimen, según la versión policial.

La pequeña de 4 años de edad, fue abandonada en un sector del condado de Queens, horas después que Ascarrunz, ahorcara a su madre, quien trabajaba como camarera en un club nocturno del mismo condado, tratando de revivirla, pero aseguró que le cortó la yugular para que respirara.

Según, el expediente, el presunto confeso homicida, explicó a sus interrogadores que al no poder devolver la vida a Mónica, decidió entonces meter su cuerpo en una bolsa de basura, la que depositó en un contenedor.

Una compañía que recoge basura en el área de Filadelfia, se llevó el cadáver, tirándolo en un vertedero de ese estado y siendo encontrado 12 días más tarde por investigadores de la uniformada.

Hace unos días, las abuelas de Valery – Roxana Rivadeneira y Ana María Rivera – se reunieron en el hogar transitorio de Valery a cargo de la Agencia de Protección a Menores, para discutir sobre la situación, pero ambas, quieren la tutela de la niña.

A ellas, se han agregado los pedidos del papá de la muchachita Carlos Saavedra, cuyos derechos legales, aunque no del todo, podrían estar en dudas, por encontrarse en la cárcel.

“Sólo Dios sabe lo que pasará y el juez decidirá”, dijo la señora Rivadeneira. La directora de Comunicaciones de la agencia de protección a menores declaró que ya se realizó la primera reunión formal con los familiares de la niña, para establecer quienes serán las personas que pedirán la custodia.

La funcionaria aclaró que no se puede hablar de adopción, porque el padre de Valery está vivo y reclamando también su autoridad sobre la hija.

“El señor Saavedra todavía tiene sus derechos paternales”, añadió Sharman Stein, hablando en nombre de la agencia.

Dijo que sólo en caso de que el padre no esté en condiciones de quedarse con la niña, entonces él podría opinar sobre quién o quienes deberían quedarse con la pequeña.

“Si se realizara una sola petición, el proceso legal se facilitaría”, añadió la vocero. Sherman estimó que de esa manera, se simplifica la decisión, mientras las investigaciones determinan quien presenta las mejores condiciones económicas, sociales y morales para asumir la tutela de Valery.

“Siempre tratamos de que los niños vuelvan con sus familias lo antes posible, pero el proceso podría tardar semanas o quizás meses”, añadió la oficial.

No todos los familiares han mostrado interés, pero entre las dos abuelas, el padre, una tía que reside en Chicago y un tío que vive en Nueva York, suman cinco los que pretenden quedarse con la pequeñita.

En la Corte de Familia del estado se informó que hasta el momento, no se ha recibido una solicitud formal para la custodia de Valery.

Aunque el panorama no está muy claro, de hecho, será un juez de la corte quien tendrá que decidir el futuro de Valery. El sistema judicial de los Estados Unidos, protege a los menores en casos como el de Valery, por lo que existe la posibilidad de que las autoridades, puedan residenciarla en el país.