Crisis de Partidos Políticos, Danilo Medina, Guillermo Moreno y Eduardo Estrella

Por Carlos Luis Baron martes 7 de febrero, 2012

Hace medio siglo Rafael Leónidas Trujillo, cimentó las bases para el desarrollo del capitalismo en la Republica Dominicana. La industrialización prosperó como nunca antes, se desarrollaron las industrias en el área de aceites comestibles, leche procesada, embustidos, medicinas, cementos, pinturas, vidrio, botellas calzados etc.

Impulsó la urbanización de las ciudades y pueblos, dotándolos de hospitales, acueductos, escuelas y viviendas; luz eléctrica.

En las finanzas creó el peso oro dominicano a la par del dólar, fundó el Banco de Reservas, el Banco central y el Banco Agrícolas. Organizó las finanzas públicas y canceló la deuda externa. En adicción, Trujillo en su perfil nacionalista nacionalizó empresas de capital foráneo

En el sector agropecuario, integró a la producción agrícola miles de tareas de tierras nunca antes cultivadas, que conjuntamente con los incentivos a los agricultores, a través del Banco Agrícola, aumentó la producción, convirtiendo al país en autosuficiente; incrementó la exportación de los principales rublos agrícolas.

Han transcurrido 50 años desde el 30 de mayo de 1961, fecha del magnicidio. La Republica Dominicana en el orden de los indicadores sociales, sigue siendo una nación de las más subdesarrolladas, es un país con un alto índice de pobreza, la mortalidad materno infantil es alta, producción agrícola insuficiente; importamos productos esenciales en la dieta dominicana: arroz, maíz, trigo, leche, azúcar refina y parda. Otros bienes de consumo que importamos también, son: ajo, cebollas, frutas y vegetales.

En un estudio del Fondo Económico Mundial, que incluye 142 países, la calidad de la educación básica, en Republica Dominicana ocupa la posición mundial numero 140. No obstante, de acuerdo a datos de la ONU, somos uno de los países de América Latina, con la más baja inversión en educación, menos del 2% del PBI.

Ha incrementado la violencia, la delincuencia y el narcotráfico. Las encuestas revelan la incredulidad de la población en Sistema Jurídico Dominicano.

La corrupción administrativa, pasando por el gobierno del Triunvirato hasta nuestros días contemporáneos, se ha expandido. En ese orden incrementaron la Deuda Externa y entregaron las empresas del Estado al capital extranjero.

El país en el que hace 50 años, (es mucho tiempo), Trujillo fraguó las base para el desarrollo del capitalismo, está al borde del descalabro. Los partidos políticos y sus dirigentes, que son los gobernantes, no han dado respuesta a esta situación de estancamiento y deterioro. En consecuencia, los partidos políticos y sus dirigentes han menguado credibilidad y confianza en la población y, están al borde de colapsar.

El colapso definitivo de los partidos políticos de la Republica Dominicana, puede ser truncado por Danilo Medina, Guillermo Moreno o Eduardo Estrella. Son honestos, capaces y tienen la mejor propuesta de gobierno a la nación. En esta etapa difícil de nuestro país y de crisis financiera internacional la mejor opción es Danilo Medina. Representa un partido mayoritario que está ansioso, fundamentalmente en su estructura media y de base, de plasmar desde la dirección del Estado, para la felicidad del pueblo dominicano, el ideario de Juan Pablo Duarte y Juan Bosch.

El programa de gobierno del candidato del Partido de la Liberación Dominicana, ampliamente divulgado en todo el territorio nacional y conocido por todos los sectores del país, es el más apropiado para su implementación en esta etapa de la vida republicana. Esta agenda social, de ser aplicada, marcará un hito en la historia del desarrollo de la Republica Dominicana. Será una época de verdadero cambio, de innovación y modernización dejando atrás ese pasado oscuro de pobreza, de desgobiernos y corrupción administrativa.

El autor es Medico y político dominicano.

Reside en Barahona.