¿Cuándo parará Christopher Hartley?

Por Carlos Luis Baron jueves 23 de febrero, 2012

¿Se acuerdan de Christopher Hartley Sartorius?, claro que sí, el mismo que entre 1997 y 2006 Hartley era sacerdote en San José de Los Llanos, municipio de San Pedro de Macorís, para desde ahí empezar una campaña de descrédito precisamente contra nuestro país.

Por sus ataques al país, este señor se vio envuelto en múltiples conflictos entre ciudadanos, organizaciones y grupos empresariales, además de la propia Iglesia Católica, por lo que fue prácticamente sacado del país.

Sus acciones fueron sujeto de una campaña de denuncias y protestas, debido a que buscaba enfrentar a los emigrantes haitianos contra los dominicanos en las comunidades cañeras donde convivían.

Muchos creíamos que con su salida del país, este señor pararía sus indiscriminados ataques, pero qué va, desde el extranjero es que ha arreciado su plan de desacreditarnos en el campo internacional, sin reparar en los daños que tal acción podría causarnos ante los ojos de los inversionistas y los turistas.

Ha llegado tan lejos que en el 2007 se estrenó la película “The Price of Sugar” dirigida y producida por Bill Haney con el padre Hartley como figura principal, mostrando las supuestas condiciones de vida muy difíciles de los inmigrantes.

Miembros de la Cámara de Diputados de la República Dominicana sostuvieron que la película “The Price of Sugar” era parte de “una campaña de desprestigio hacia la República Dominicana.

Por sus ataques, el gobierno dominicano se vio compelido a emitir una nota de protesta ante la jerarquía de la Iglesia Católica en España por las acciones que consideró “innobles” llevadas a cabo por el sacerdote Christopher Hartley Sartorius en contra de la imagen y la economía de la República Dominicana.

En esa nota de protesta, entregada en la mañana de ayer por el embajador dominicano en España, César Medina Abréu, al arzobispo primado de España, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, el canciller Carlos Morales Troncoso solicita a la jerarquía católica intervenir para que el padre Hartley Sartorius “ponga fin a su insana campaña de descrédito”.

Pues bien, este mismo Cristopher Hartley, el mismo cura que estaba en Los Llanos, continua sus dicterios y ofensas contra el país y contra la industria azucarera nativa.

Ahora está promoviendo una aviesa campaña contra el país, para que Estados Unidos y los países europeas se abstengan de comprar productos dominicanos, especialmente azúcar, uno de los pilares de nuestra economía, además de que está desacreditando nuestro potencial turístico.

Este señor se apoyó en su condición de primo hermano de Isabel Sartorius, quien fue amante del príncipe Felipe de España, y que ha sido acusada de supuesto consumo de sustancias prohibidas.

Fue por diligencias de Isabel que tropas de la guardia española asignadas a Haití, ocuparon Los Llanos, en octubre del 2007, para reprimir al pueblo que protestaba en las calles contra las acciones delictivas del cura.

Hay que recordar que Hartley “choco” en varias ocasiones con las autoridades policiales de SPM, porque siempre intervenía a favor de grupos de personas de malas conductas-