Cuando pase Mayo

Por sábado 12 de abril, 2008

Cuando ya todo se haya consumado y esta tormenta de insultos, desprecio y ofensa entre rivales, que buscan con estos desalmados epítetos alcanzar posiciones de ventajas, entre los ineptos votantes haya finalizado. Cuando pase mayo y a los que les tocaron llorar ya hayan llorado y a los que les tocó gozar ya han celebrado.

¿Cual será el discurso entonces?

Comenzaremos con el gobierno de restauración moral, con un gobierno de reconstrucción emocional, con un gobierno curativo, porque después de esta pela, catástrofe eleccionaria y electorera, todos quedaremos en situaciones tan grave de salud sicológica, mental, que tendremos que internar el país completo en salas de cuidados intensivos.

Es que este proceso electoral es, ha sido y será frustrante para elpueblo dominicano, gane quien gane, pierda quien pierda, este pueblo resultará perdedor de este juicio avasallante contra la realidad de la gente.

Que costosa nos sale a los dominicanos esta democracia, Cuan alto es el precio, que nos lleva a mantener a guachupita , a las cañitas, y a los pueblos del interior en una miseria espantosa. cuanto nos cuesta y cuanto más tendremos que pagar para mantener a un grupo de farsantes en la papa perpetua, para que sigan manejando esta corrupta democracia, para que se siga el dispendio a costa de los pobres de este país, quienes se están muriendo poco a poco sin entender las causas de sus males, Jamás entenderán que esos que les hablan desde los hermosos escenarios son los responsables de que el barrio no tenga agua, de que el barrio no tenga energía eléctrica, que las calles del barrio estén llenas de hoyos, que los precios de primera necesidad hayan adquirido alas, que el dinero no alcance ni para desayunar. Esos son los culpables de la separatividad social entre los conciudadanos.

Ellos son los culpables de las noches tristes, de las madres carentes de pan y leche para los niños famélicos de las mañanas campesinas. Después de mayo se soltarán los monstruos de la escasez, de las carestías, la perorata será nueva con nuevas imágenes y nuevas mentiras, con el trasfondo engañador, embaucador, e inhumano, todo para el mismo grupo vividor seguir chupándose el aliento y la alegría de mi humilde pueblo.

Después de mayo, el país será diferente pero no concurrirá diferente para que las cosas sean mejores para la gente. Soy pesimista, después de mayo aquí la piña si que estará agria y habrá que comérsela así, pues no habrá posibilidades para los desposeídos de comer ni siquiera pipiota, pero si que habrá espacio para comernos los unos a los otros. www.victorsuarez.com.do