Cuba atrapada entre “Wilma” y “Alpha”

Por domingo 23 de octubre, 2005

La Habana, 23 oct (EFE).- Cuba quedó esta noche atrapada entre el huracán "Wilma" y la depresión tropical "Alpha", que provocaron intensas lluvias en buena parte del país y obligaron a evacuar a cerca de 640.000 personas. "Wilma" avanza hacia Florida (EEUU) frente a las costas occidentales de Cuba tras devastar la península mexicana de Yucatán, donde ha dejado al menos siete muertos y graves destrozos.

En su avance frente a las costas cubanas, el huracán ha provocado fuertes lluvias, tornados y marejadas que han azotado Pinar del Río, la provincia más occidental del país, las localidades costeras de la provincia de La Habana y la propia Ciudad de La Habana.

Durante un programa especial en la televisión local sobre los efectos de "Wilma" y "Alpha", el líder cubano, Fidel Castro, insistió en la necesidad de preservar las vidas de la población y extremar las medidas de precaución.

Las autoridades cubanas han desplegado un impresionante operativo de protección en el que participan miles de efectivos de la Defensa Civil y el Ejército, y han habilitado centenares de albergues para acoger a la población evacuada.

Aunque Pinar del Río continúa siendo la región más amenazada, las inundaciones más graves hasta ahora se han registrado en la costa sur de La Habana, en localidades como Surgidero de Batabanó y Guanímar.

En Guanímar, unos 60 kilómetros al sur de La Habana, el mar ha penetrado en la comunidad un kilómetro y ha alcanzado una altura de un metro, según informes oficiales.

Miembros de Protección Civil vigilan el acceso a la población, que fue totalmente evacuada el viernes, y recorren las calles de Guanímar en bote.

Más de 260.000 personas han sido evacuadas en la provincia de Pinar del Río (unos 175 kilómetros al oeste de La Habana), que ha registrado rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora.

El vicepresidente del gobierno provincial de Pinar del Río, Reynaldo Fernández, explicó hoy que la cifra de evacuados equivale al 36 por ciento de la población, incluyendo comunidades enteras de zonas de riesgo, como Guanes y Mantua, amenazadas por las crecidas de los ríos.

El funcionario cubano apuntó que hasta ahora no se han registrado víctimas y evitó adelantar los posibles daños provocados por "Wilma", aunque reconoció que ha habido daños en la red eléctrica y que se trabaja para evitar pérdidas en las plantaciones de tabaco, principal actividad de la zona.

Según otras fuentes oficiales, los cinco tornados registrados en las últimas horas han provocado dos heridos leves.

En algunas localidades costeras, como Bahía Honda y Boca Galafre, las penetraciones del mar y las lluvias han enfangado las poblaciones, que han sido totalmente evacuadas.

También La Habana está sufriendo el azote del viento y las lluvias durante las últimas horas, aunque aún no se ha informado de inundaciones graves.

Los meteorólogos han advertido de que lo peor está aún por llegar, porque el mayor peligro está en las penetraciones del mar y la subida de las mareas que se esperan para el lunes.

Alrededor de 20.000 habaneros han sido evacuados de zonas de riesgo y edificios con peligro de derrumbe a la espera de que mejoren las condiciones.

Entretanto, en el oriente de la isla, más de 2.000 personas han sido evacuadas en las últimas horas por el avance de "Alpha", que se ha rebajado a depresión tropical pero arrastra intensas lluvias que podrían provocar inundaciones en Santiago de Cuba, Guantánamo y Holguín.