Cuba mantiene silencio oficial sobre ausencia de Castro

Por viernes 14 de octubre, 2005

La Habana, 14 oct (EFE).- Ni el gobierno cubano ni los medios oficiales de la isla informaron hoy sobre los motivos que llevaron al presidente Fidel Castro a no asistir a la Cumbre Iberoamericana que se celebra en la ciudad española de Salamanca.

El gobierno cubano informó al español de la decisión de Castro de no asistir a la Cumbre apenas unas horas antes del inicio de la cita internacional.

Fuentes de la delegación cubana en Salamanca comentaron que Castro no asistió a la reunión para, desde Cuba, "gestionar personalmente" la ayuda a los damnificados del terremoto que sacudió a varios países de Asia el pasado fin de semana.

La delegación cubana que asiste a la XV Cumbre Iberoamericana está encabezada, por primera vez, por el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, y no por el presidente Castro o el vicepresidente Carlos Lage.

Tras la Cumbre de 2000 en Panamá, la última a la que asistió Castro, Cuba había estado representada por Lage en estas citas iberoamericanas.

Ninguno de los dos diarios nacionales cubanos, "Granma" y "Juventud Rebelde", se refirieron hoy a las ausencias de Castro y de Lage.

Tampoco ofrecieron nuevos detalles sobre la ayuda cubana a las víctimas del terremoto que ha afectado a la India y Pakistán y ha dejado un saldo provisional próximo a los 30.000 muertos.

Castro ofreció esta semana a Pakistán el envío de 200 médicos y medicamentos para asistir a los damnificados.

Fuentes diplomáticas cubanas dijeron en Salamanca que la ausencia de Castro no supone un intento por parte de La Habana de "devaluar políticamente" la reunión.

La decisión "se tomó en el último momento" y no tiene un trasfondo político, según las mismas fuentes, que apuntaron que, precisamente por ser de última hora, el Gobierno cubano no tuvo tiempo de "preparar" la asistencia del vicepresidente Lage.

Miembros de la oposición interna cubana, por el contrario, consideraron que la ausencia de Castro y Lage de la cita de Salamanca demuestra la "escasa valoración" del régimen cubano por la comunidad iberoamericana.

"Es una actitud de menosprecio o subvaloración del gobierno de Cuba respecto de la Comunidad Iberoamericana", manifestó a EFE Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos.

Para el ex preso político Oscar Espinosa Chepe, la ausencia de Castro es significativa porque la Cumbre "es la reunión más importante de los países iberoamericanos, pero este año se conmemora además el 30 aniversario del reinado del Juan Carlos I de España".

Además, "habría sido una oportunidad para que (Castro) hubiera atendido a los gestos de buena voluntad de España", añadió a EFE Espinosa al referirse al esfuerzo del gobierno español por impulsar el acercamiento entre la Unión Europea y el gobierno de La Habana.

La intervención del canciller en Salamanca y el planteamiento de la delegación cubana en la Cumbre ocuparon las primeras páginas de la prensa oficial.

"Iberoamérica contra el bloqueo y por la extradición de Posada", tituló en primera "Juventud Rebelde", mientras el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba encabezó con "Salamanca inaugura hoy, a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno, la XV Cumbre Iberoamericana".

Castro, de 79 años y en el poder desde 1959, asistió por última vez a una Cumbre Iberoamericana en el año 2000 en Panamá, donde denunció que el anticastrista Luis Posada Carriles planeaba atentar contra su vida.

Además de Castro, están ausentes de la reunión de Salamanca los presidentes de Guatemala, Oscar Berger, y el Salvador, Elías Antonio Saca, debido a la situación crítica en esos países a raíz de las inundaciones provocadas por la tormenta tropical "Stan".

Tampoco han acudido los presidente de Ecuador, Alfredo Palacio, y de Nicaragua, Enrique Bolaños, por problemas internos.