Cuba recibe a Morales con honores en su primer viaje al exterior

Por viernes 30 de diciembre, 2005

La Habana, 30 dic (EFE).- El presidente electo de Bolivia, Evo Morales, fue recibido hoy con honores de jefe de Estado en Cuba en su primer viaje al exterior tras su victoria en las elecciones realizadas el pasado 18 de diciembre. El líder cubano, Fidel Castro, visiblemente alegre, recibió con un abrazo a Morales junto a la escalerilla del avión de Cubana de Aviación en el que llegó desde Cochabamba (centro de Bolivia), con una comitiva formada por unas 60 personas.

Castro conversó unos instantes con el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) antes de pasar revista a la guardia de honor y de saludar a los alrededor de 250 jóvenes bolivianos que cursan estudios en la isla, que estuvieron presentes en la recepción a Morales en el aeropuerto "José Martí", de La Habana.

Morales agradeció "la invitación de hermandad" del gobierno cubano y afirmó que la visita supone para él "una alegría, una emoción, una amistad con el pueblo cubano".

El presidente anfitrión, que estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, y el vicepresidente Carlos Lage, indicó que la victoria de Morales en las elecciones presidenciales con un 53,7 por ciento de los sufragios "ha conmovido al mundo".

"Por primera vez un presidente indio en Bolivia, algo extraordinario, algo histórico", dijo Castro en declaraciones a los periodistas.

Preguntado por la nueva situación política que presenta América Latina, Castro dijo que "el mapa viene cambiando pero hay que ser reflexivo, hay que observar mucho, informarse bien de todo".

El líder cubano no quiso hacer comentarios sobre las tensiones que ya han surgido entre Morales y el Gobierno de Estados Unidos y solamente comentó al respecto: "hay que hablar con él (Morales)".

Distendido mientras el dirigente de los campesinos cocaleros bolivianos saludaba a sus jóvenes compatriotas, Castro comentó entre risas que ya había invitado a Cuba a Morales antes de las elecciones porque sabía "que iba a triunfar".

Morales, que asumirá la presidencia de su país el próximo 22 de enero, ha visitado Cuba en varias ocasiones en los últimos años como dirigente sindical de su país, la última vez en abril pasado, cuando fue intervenido de una lesión de menisco que sufrió jugando al fútbol.

Aquella estancia duró hasta mayo, tiempo que aprovechó para participar en celebraciones como la del 1 de mayo en la histórica Plaza de la Revolución de La Habana.

Además, visitó la isla para tomar parte en diversos actos convocados en Cuba por movimientos contrarios al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y en reuniones de trabajadores.

Morales tiene previsto abandonar Cuba mañana, sábado, para regresar a su país, pero no se ha informado de la agenda que seguirá en la isla ni de la hora de partida.

El gobierno cubano ha calificado el viaje de Morales a la isla de "visita amistosa" que tiene lugar "en el marco de las históricas y profundas relaciones de hermandad y solidaridad entre los pueblos cubano y boliviano", así como en "el excelente nivel de los vínculos políticos" entre la "dirección de la Revolución" y el MAS.

"Evo Morales distingue y llena de satisfacción a nuestro pueblo y constituye un importante estímulo para fortalecer los lazos de amistad y cooperación entre el gobierno de Cuba y el próximo gobierno de Bolivia, comprometidos en consolidar una verdadera integración latinoamericana", indicó el gobierno a través de un comunicado emitido ayer, jueves.

Unos 2.800 estudiantes bolivianos, en su mayoría de medicina, cursan estudios en Cuba, que tiene unos 25 médicos en el país andino en el marco de la Operación Milagro de atención oftalmológica, que el gobierno de la isla desarrolla en varios países de Latinoamérica.

Cuba es la primera parada de una gira que Morales realizará a distintos países y que continuará entre el 3 y el 13 de enero con visitas a España, Francia, Bélgica, Sudáfrica, China y Brasil.