Cuba se prepara para más de 250.000 evacuaciones por “Wilma”

Por miércoles 19 de octubre, 2005

La Habana, 19 oct (EFE).- Cuba se prepara para evacuar a más de 250.000 personas de la región occidental del país antes del paso del huracán "Wilma", que arrastra abundantes lluvias que han cvausado severos daños en las provincias orientales y más de 9.000 evacuados.

El ciclón, considerado potencialmente "catastrófico" por el Centro Nacional de Huracanes de EEUU (CNH), con sede en Miami, avanza por los mares del Caribe y amenaza las costas del sur de Cuba y las provincias occidentales de la isla.

El huracán, de categoría cinco, la máxima en la escala Saffir-Simpson, se encontraba a las 16.00 horas GMT unos 460 kilómetros al sur de Carapachibey, en el sur de la Isla de la Juventud, y se desplazaba a unos 13 kilómetros por hora en dirección oeste-noroeste, según el Instituto de Meteorología de Cuba.

"Wilma" desplaza vientos máximos de 280 kilómetros por hora con rachas de más de 300 y cuenta con condiciones "extremadamente favorables" para su avance por el Caribe, según el jefe del Servicio de Pronósticos del Instituto de Meteorología de Cuba, José Rubiera.

Rubiera advirtió que no es probable que "Wilma" impacte directamente sobre territorio cubano, pero su paso frente a las costas del sur de la isla provocará lluvias intensas, marejadas e inundaciones en zonas del litoral.

Las lluvias asociadas al huracán han dejado graves daños en las provincias orientales de la isla, donde más de 9.000 personas han sido evacuadas.

Varias comunidades permanecen incomunicadas por carretera y ciudades como Santiago, la segunda en importancia del país, siguen prácticamente a oscuras por daños en la principal central termoléctrica de la región.

En la provincia de Santiago, unas mil viviendas han sido afectadas por las trombas de agua y se mantienen suspendidas las clases para miles de estudiantes.

Los medios oficiales llaman con insistencia a la población a asegurar sus viviendas, limpiar escombros y sumideros, podar árboles y atender las orientaciones de la Defensa Civil.

Según los pronósticos, las lluvias torrenciales empezarán a afectar a las provincias del centro y occidente del país en las próximas horas.

Las autoridades han comenzado a evacuar los centros turísticos amenazados, como Cayo Largo, María la Gorda y Cayo Levisa, y han trasladado a los turistas a La Habana y otras ciudades del interior.

En Pinar del Río, que podría resultar la provincia más afectada, por ser la más occidental de la isla, se han habilitado 150 albergues con capacidad para acoger a más de 250.000 personas, y se agilizan los trabajos de recogida de cosechas.

En La Habana aún no se sienten los efectos del huracán, aunque los habaneros se preparan para proteger sus viviendas y comprar víveres antes del paso de "Wilma", mientras los hoteles de la ciudad esperan la llegada de los turistas evacuados.

En Varadero, el principal polo turístico del país, unos 150 kilómetros al este de la capital cubana, se mantiene la actividad normal y no han sido necesarias evacuaciones hasta ahora, según fuentes hoteleras consultadas por EFE.

El pasado julio, Cuba fue azotada por el huracán "Dennis", de categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson (de cinco grados), que cruzó de este a oeste prácticamente todo el país, provocando la muerte de 16 personas y pérdidas económicas superiores a los 1.400 millones de dólares.

En septiembre, el paso del huracán "Rita" frente a las costas cubanas obligó a evacuar a más de 200.000 personas y provocó graves daños en zonas bajas de áreas costeras.