Cuba y Menotti rinden homenaje a Che en 38 aniversario su muerte

Por sábado 8 de octubre, 2005

La Habana, 8 oct (EFE).- Cuba recordó hoy el 38 aniversario de la muerte del guerrillero cubano-argentino Ernesto "Che" Guevara, en un acto realizado en Santa Clara, al que no asistió ningún miembro de la alta dirección del Gobierno.

Con motivo del aniversario, César Luis Menotti, ex entrenador de la selección de fútbol de su país y de diversos clubes en Argentina y otros países, que está de visita en Cuba para impartir varios seminarios especializados, depositó hoy flores ante el mausoleo del "Che", que como él era de la ciudad de Rosario.

El acto central se realizó en la Universidad Central de Las Villas (UCLV), donde Guevara recibió su título de doctor "honoris causa" en Pedagogía, en 1959, tras el triunfo de la revolución, encabezada por Fidel Castro.

Poco más de 500 "pioneros" recibieron sus pañoletas azules que les acreditan como tal y que marcan su inicio en la enseñanza primaria en la isla caribeña.

El acto político estuvo presidido por Roberto López Hernández, primer secretario del Partido Comunista en la provincia, y Hassán Pérez Casabona, segundo secretario de las Juventudes Comunistas, entre otros dirigentes de organizaciones políticas, estudiantiles y del Gobierno.

Ernesto Guevara (1928-1967) conoció al líder cubano, Fidel Castro, en México en 1956 y allí se sumó a la expedición armada que entró luego en la isla y se alzó en las montañas de la Sierra Maestra para derrocar a Fulgencio Batista.

En los primeros años de la revolución, el "Che", quien recibió la nacionalidad cubana por los servicios prestados a la causa revolucionaria, fue nombrado presidente del Banco Nacional y más tarde ministro de Industria.

Pero su idea de impulsar la revolución en América Latina le llevó a Bolivia en 1966, donde fue capturado por el ejército el 8 de octubre de 1967 en la quebrada del Yuro (centro) y conducido a una escuela en la aldea de La Higuera, donde fue ejecutado al día siguiente.

Sus restos descansan en Santa Clara desde hace ocho años. EFE