Cuba y Venezuela siguen en la mira de la SIP por violación libertad de prensa

Por lunes 17 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ Los gobiernos de Venezuela y Cuba, siguen bajo la lupa de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), una organización con sede en Miami y que vela por la libertad de difusión, el libre acceso a la información y la libertad de prensa en general. Ambos regímenes han vuelto a ser acusados de violadores de esas libertades establecidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La SIP, en un comunicado enviado a la redacción de EL NUEVO DIARIO denunció que en Cuba, 26 periodistas independientes, muchos de los cuales sufren problemas médicos, siguen languideciendo en cárceles cubanos, donde se les está tratando como “criminales”.

De acuerdo a la entidad, las acusaciones de “subversión”, han sido inventadas por las autoridades del gobierno de Fidel Castro, luego que los comunicadores se negaron a cesar en sus trabajos.

Dos de los periodistas se mantienen en huelga de hambre protestando contra el abuso de poder del que están siendo objeto.

En Venezuela, dijo la SIP, el presidente Hugo Chávez Frías, sigue usando sus poderes para dictar cambios constitucionales y otros decretos, con el propósito de mantener estricto control sobre la libertad de prensa. “Las armas empleadas contra los medios, incluyen una enmienda al código penal del país que ampliaría la ley que reprime los insultos a funcionarios gubernamentales y una ley de regulación del contenido en relación con la responsabilidad social en radio y televisión.

La SIP que celebró su más reciente asamblea entre el 7 al 11 de octubre en Indianápolis, estado de Indiana reunió allí a editores, dueños de periódicos y periodistas de todo el hemisferio Occidental. “El periodismo sigue siendo una profesión peligrosa y la libertad de prensa está ausente en muchos países del continente latinoamericano”, sostuvo la entidad. El comunicado agrega que el respeto a la información, está mejorando en algunos países entre estos México, Perú, República Dominicana, Ecuador y Panamá.

Hablando acerca de Colombia, uno de los escenarios de más alto riesgo para los comunicadores, la SIP indicó que allí, ningún periodista fue asesinado en los últimos seis meses.

“Esto aparece como un marcado contraste entre los continuos ataques durante 25 años mantuvieron los narcotraficantes contra la prensa, así como fuerzas de extrema izquierda y extrema derecha que hicieron de Colombia el ambiente más peligroso para el trabajo de los periodistas”, sostiene la SIP.

La entidad atacó la reciente ola de violencia en México contra los comunicadores, alegando que los traficantes y las fuerzas de seguridad corruptas libran una guerra por el control territorial, particularmente a lo largo de la frontera mexico-estadounidense.

“Esas fuerzas han tomado como objetivos a los periodistas y los medios”, concluyó la SIP.

A esas denuncias, se agregan las de Reporteros sin Fronteras que tiene base en Paris, Francia institución que también denunció el irrespeto a los periodistas en Venezuela, Cuba y otras naciones. Dijo que en la isla caribeña 21 periodistas que recibieron sentencias en el 2003 que oscilan entre los 14 a 27 años de cárcel, se mantienen en sucias celdas por más de dos años, muchos de los cuales han enfermado gravemente.

“Esos compañeros –agrega la institución – tienen que usar sábanas repugnantes, si es que tienen suerte de conseguir algunas, vistiendo uniformes que se pasan de un preso a otro, sin que nadie los lave y comiendo cocidos que no son aptos para el consumo humano”.

Además de esa situación, Reporteros sin Fronteras, denuncia que los periodistas presos en Cuba, se encuentran en una condición física crónica y como si eso no bastara, son humillados rutinariamente por los guardias que los custodian y encerrados en celdas junto con delincuentes comunes.