Cuidado país con la crisis del PRD

Por Carlos Luis Baron viernes 8 de junio, 2012

La crisis post electoral que como incendio voraz envuelve al Partido Revolucionario Dominicano (PRD), hoy toma nuevos bríos después que el Tribunal Superior Electoral(TSE), de manera resolutiva dejara sin efectos las medidas disciplinarias que la Comisión Política Nacional del PRD, convocada por el sector que encabeza el ex presidente Hipólito Mejía , tomó de suspender en funciones al Presidente del PRD, Ing. Miguel Vargas Maldonado, a los Vicepresidentes Diputado Fiquito Vásquez, Julio Mariñez y Aníbal García Duverge, así como la expulsión de otros dirigentes pertenecientes a la corriente de Miguel Vargas.

Las reacciones al fallo del alto tribunal electoral, no se hicieron esperar y la corriente interna que orienta el Ing. Mejía, convocó de urgencia su cúpula y resoluto rechazar el fallo por carecer de base jurídica, dado que no conocieron el fondo del asunto, razones por las cuales han ratificado la convocatoria para el próximo domingo 10 de los corrientes la reunión del Comité Ejecutivo Nacional que es el máximo organismo del PRD.

El Dr. Amaurys Justo Duarte, Vicepresidente del PRD, historiador, politólogo y hombre de pensamiento progresista, demócrata a carta cabal, nos comunicamos al filo de la noche con la finalidad de comentar los últimos acontecimientos políticos que estremecen los cimientos del PRD, sobre este particular me manifestó:

La decisión del Tribunal Superior Electoral de inmiscuirse en los problemas internos del PRD, violando la ley orgánica que creo dicho tribunal, es una contribución muy pobre al desarrollo y y al adecentamiento de la política partidista, que es la esencia sobre la cual descansa la democracia dominicana.

El TSE, tiene muy bien delimitado los linderos jurídicos sobre los cuales tiene competencias, estas decisiones que lo involucran en los problemas domésticos de un partido, contraviene las propias normas de la ley orgánicas que le da origen, pero sus inclinaciones hacia un lado de la balanza interna del PRD y sus propósitos como súbditos al servicio del Dr. Leonel Fernández Reyna, hacen que sus decisiones sean letras muertas, y en vez de ayudar a resolver un conflicto que es para lo que los dominicanos les pagamos del presupuesto nacional, le hacen un pobre servicio a la nación.

Razones por las cuales, las autoridades legitimas del partido, el Presidente en Funciones Andrés Bautista y el Secretario General, haciendo uso de las facultades que les dan los estatutos, han ratificado la convocatoria del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), para el próximo domingo diez de los corrientes.

Las crisis del PRD, siempre han arrastrado a la sociedad en su conjunto, repercuten en todo el tejido político de la nación. Asa sucedió cuando el PRD se dividió a la salida del Prof. Juan Bosch, igualmente, cuando el Lic. Jacobo y Peña Gómez, rompieron el pan y el queso, creando el primero el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el líder formó el Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS), el último desprendimiento fue el PARTIDO REVOLUCIONARIO SOCIALDEMOCRATA (PRSD), que lidera el Lic. Hatuey Decamp Jiménez. Las circunstancias ahora no son diferentes, con el agravante de que hay posicione irreconciliables, pues la acusación de traición que les hacen a Miguel Vargas Maldonado y su grupo, lo hacen insoluble en las bases del partido.

Me enteré de buena fuente que la respuesta a la decisión del TSE, es la convocatoria en todo el país de los diferentes comités municipales del PRD, y con un golpe de masa para enfrentar de una vez y por toda no solo Miguel, sino, a los que se presumen que están detrás del telón, según se desprende de recientes pronunciamientos de Hipólito Mejía, quien aseguro que el Dr. Leonel Fernández no va a destruir al PRD y engullirlos como se tragó al Partido Reformista, hoy partido bisagra que lo tienen como reservorio de votos comprados.

De manera personal, debo expresar sin dobleces y con la franqueza ciudadana que me caracteriza, deben buscarse formulas de advenimientos entre los sectores enfrentados a lo interno del país, esto no le conviene a nadie, ni al PRD, ni al PLD, ni mucho menos al Presidente Electo Danilo Medina, porque ascender a la presidencia de la Republica en medio de estos ruidos políticos y turbulencias nacionales, no es lo aconsejable, ni deseable, porque sin un Partido opositor con capacidad para orientar las masas populares, podríamos asistir a una situación poco auspiciosa en la luna de miel del próximo gobierno.

Me permito recordarles a los líderes del partido, que la política es el arte de lo posible, razón por la cual instamos a las dos corrientes a un proceso de reconciliación partidaria, donde la mea culpas no se considere un acto humillante, sino, un ejercicio supremo de conciencia política para el bien del futuro del PRD, que tiene la obligatoriedad de recomponer sus fuerzas internas, para que esos dos millones y tantos de votantes sean represado, para seguir creciendo para que por sus fuerzas propias tenga las capacidades electorales suficientes para ganar en el 2016.