Cuidemos el medio ambiente, lo necesitaremos

Por El Nuevo Diario jueves 8 de noviembre, 2012

En general, la contaminación que hoy en día existe en Argentina es mas grande de lo que lo se puede creer en un país que existe una legislación ambiental extensa. La forma en que se logran dar dichos eventos es debido a la gran falta de institucionalidad y educación ambiental, lo cual ha permitido que grandes compañías actúen de forma desaprensiva.

Esto hace que la información sea difícil de llegar a la población interesada. El gran foco de contaminación se encuentra en las aguas subterráneas, lo que es considerada por altos organismos internacionales como el más grave y complejo. Lo que acarrea esto es, los grandes riesgos de salud debido a que gran parte de los hogares de escasos recursos dependen del agua subterránea para poder cubrir sus necesidades diarias. En gran parte de los casos, hay depósitos de basura al lado de las villas de emergencia o miseria, que es donde la mayor parte de las viviendas depende de dichas aguas. El origen de la contaminación proviene principalmente de aguas residuales industriales y tanques sépticos.

El mal manejo del medio ambiente se puede encontrar en regiones completas de tierra, en grandes extensiones de agua, y en general, en el aire.

Pero esta tragedia de los comunes que como bien decía Hardin en la revista Science de 1968, que mientras la humanidad viva pensando en el interés personal, terminaríamos por destruir un bien común compartido como lo es la capa de ozono, el oxigeno o cualquier bien existente en el mundo, aun cuando el fin no sea destruirlo.

No es solo contar con una legislación, el problema viene de mas abajo, es hacer que la legislación sea eficaz mediante educación ambiental. El país que cuenta con una legislación y no esta educado en dichas proyecciones no cuenta con nada y mucho menos tiene porque acatar normas que no conoce.

Si no se educa a las personas sobre este enfoque, las generaciones que nos siguen, no tendrán el mismo mundo que hoy en día estamos disfrutando.

El autor es Abogado especialista en Derecho Ambiental.